Zaragoza

El parcheado ya no es una opción para el asfalto de la avenida de América

Los vecinos vuelven a solicitar una reforma integral, pero las obras generarían muchos problemas de movilidad ya que por la vía circulan ocho líneas de autobús.

Suciedad en los contenedores de la avenida de América
Suciedad en los contenedores de la avenida de América
José Luis Villalobos

La avenida de América es uno de los ejes centrales de Zaragoza. Por ella, además de vehículos particulares y taxis, circulan ocho líneas de autobús (39, 31, 33, 34, 42, C1, C4 y N5), un volumen de tráfico que el asfalto de la vía ya no puede soportar. Los vecinos cuentan que las operaciones de parcheo son “recurrentes”, sobre todo desde que en 2014 la Asociación de Vecinos Venecia Montes de Torrero denunciara la situación.

“Llevamos mucho tiempo tratando de que se nos tome en serio, el parcheado ya no es una opción y lo que necesitamos es que se lleve a cabo un asfaltado en condiciones”, cuenta Joaquín Salvador, vecino que presidía la asociación de Torrero cuando presentaron la demanda hace cuatro años. Salvador también preparó un dossier extenso para reflejar que fundamentalmente en el carril por el que circulan autobuses y taxis “se habían hecho agujeros inmensos”, en los que “hicieron un apaño pero con el paso del tiempo han vuelto los socavones”, lamenta el vecino.

El asunto es recurrente en las comisiones de Urbanismo de la Junta de Distrito Torrero-La Paz, pero la solución definitiva no termina de llegar. “Reconocemos que el parcheado se realiza de manera sistemática, pero ya es necesario que se ponga en marcha un plan integral de remodelación de toda la avenida de América”, apunta José Luis Villalobos, presidente de la AVV La Paz. Salvador añade que “las tuberías también están muy deterioradas”, pero cuando los vecinos plantean la reforma completa “se nos dice desde el Ayuntamiento que generaría muchos problemas de movilidad, un trastorno”.

Algunos de los ciudadanos que circulan por frecuencia por la vía, como Milagros Santos, aseguran que “la falta de mantenimiento hace que el asfalto se levante y no soporte de forma adecuada el paso de vehículos”. La plataforma Zaragoza Ciudadana también ha recogido varias denuncias al respecto y dice que “cada vez que se arregla un socavón en la calzada de avenida de América aparecen nuevos que reparar (por ejemplo en los números 7, 9, 39 y 51), perjudicando gravemente a los usuarios del transporte privado y, sobre todo, público”.

Villalobos expone que también les preocupa “el tema de los contenedores”, puesto que están con frecuencia “repletos de suciedad y creemos que es algo que se podría evitar”, así como la situación del pequeño comercio de la avenida. El presidente de la asociación vecinal de La Paz recuerda que “ha salido publicado en el Boletín Oficial de la Provincia la recalificación del colegio Lestonnac, que se va a convertir en zona comercial”, y los vecinos plantearon unas alegaciones pidiendo que “antes de la aprobación de la modificación se hiciera una valoración de lo que iba a suponer el impacto en el pequeño comercio y que se pusiera en marcha un plan de apoyo a los comerciantes de la zona”.

La avenida de América no es la única que presenta problemas de asfaltado en el distrito. Los vecinos muestran su malestar por el estado del camino de salida de Torrero hacia la zona del Cuarto Cinturón, el camino de San Antonio. “Por la utilización que está teniendo consideramos que se tendría que remodelar”, indica Villalobos. Muchos ciudadanos lo utilizan para ir a trabajar a los polígonos que se encuentran a las afueras de Zaragoza, como Beatriz Romo, quien señala que “los socavones son constantes a lo largo de todo el camino”.

Hace unas semanas se realizó un parcheo en algunos baches, pero el tránsito de vehículos es tan elevado, principalmente a primera hora de la mañana, coincidiendo con la entrada a los puestos de trabajo, que impide que el firme se conserve en buen estado. Romo explica que circulan vehículos en ambos sentidos, “teniendo en cuenta que el camino no es muy amplio, lo que hace que tengamos que ir en segunda, despacio y esquivando baches”, una opción que muchos vecinos prefieren para evitar el colapso de tráfico que se produce en la rotonda en la confluencia del Cuarto Cinturón y la A-68.

Villalobos espera “que se tomen cartas en el asunto de la avenida de América y en este lo antes posible”, porque en el camino de San Antonio “ya se ha producido más de un accidente”, como el que tuvo lugar a principios de año en el que un padre y su hijo menor de edad resultaron heridos tras ser atropellados por un camión-grúa a la altura del Tanatorio Servisa.

Etiquetas
Comentarios