Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Absuelto el funcionario de la DGA acusado por la descarga eléctrica que dejó en coma a un niño

Tras una conversación entre todas las partes antes del juicio, que se celebraba este miércoles, la compañía aseguradora se ha comprometido a compensar los graves daños sufridos por el chaval. Las acusaciones han retirado los cargos y la sentencia absolutoria es ya firme.

Los técnicos inspeccionaban el 26 de septiembre de 2014 el armario eléctrico donde se produjo la descarga.
Los técnicos inspeccionaban el 26 de septiembre de 2014 el armario eléctrico donde se produjo la descarga.
Asier Alcorta

El titular del Juzgado de lo Penal número 2 de Zaragoza ha absuelto este miércoles al exjefe de servicio del Gobierno Aragonés al que se acusaba del grave accidente sufrido por un niño de 10 años junto a las pistas de atletismo del Actur, donde sufrió un descarga eléctrica que lo dejó en coma. Los médicos les dijeron a los padres que estuvieran preparados para todo, puesto que la descarga le entró al chaval por la sien derecha y le salió por una rodilla. Sin embargo, “milagrosamente” -como dice su familia- el chico logró salvar la vida. Eso sí, pasó 32 días hospitalizado, tiene pendiente otra operación y le van a quedar algunas secuelas de por vida.

Como supuesto responsable del mantenimiento de las instalaciones deportivas y del alumbrado del Centro Aragonés del Deporte (CAD), el fiscal y la acusación particular pedían que J. M. C. C. (ya jubilado) fuera condenado a cuatro meses de prisión y al pago de 27.000 euros de indemnización por un delito de imprudencia grave. La defensa, ejercida por el letrado de la Comunidad Autónoma José Luis Gay, negaba cualquier responsabilidad en este accidente, ocurrido el 26 de septiembre de 2014.

El juicio para dirimir responsabilidades se iba a celebrar a lo largo de la mañana del miércoles, pero tras una conversación entre todas las partes -en la que parece que también habría intervenido el juez-, la letrada de la familia del chico, Carmina Mayor, ha llegado a un acuerdo con la aseguradora Mapfre (responsable directa solidaria). Gracias a este, las acusaciones han retirado los cargos y la compañía se ha comprometido a compensar econonómicamente -aunque no en la cantidad inicialmente solicitada- los numerosos trastornos y perjuicios que este accidente ha supuesto a la familia del pequeño John.

La sentencia ha sido dictada ‘in voce’ y ya es firme, lo que permitirá levantar el embargo de 55.000 euros que el juez de instrucción ordenó sobre las cuentas del funcionario, pese a que también cubría esta cantidad la aseguradora. La defensa lamenta mucho lo ocurrido al chaval, pero siempre ha mantenido que el acusado es un “funcionario ejemplar” al que no correspondía la contratación del mantenimiento de las instalaciones donde se produjo el suceso. Durante la fase de instrucción, se solicitó la imputación del entonces director general de Deportes de la DGA, pero la petición fue rechazada tanto por el juez como por la Audiencia Provincial.

Los padres de John, que este jueves cumple los 14 años, recordaban a las puertas de la sala de vistas el “calvario” sufrido. “Nos dijeron que nuestro hijo no iba a salir de aquello. Fue un mazazo”, explicaba Sara, su madre. “Ni en mi peor pesadilla podía haberme imaginado aquello, aunque afortunadamente ocurrió el milagro”, decía. Pero las consecuencias del accidente persisten, ya que el niño ha pasado dos veces por el quirófano y le queda una tercera. Además, sufre migrañas y cefaleas continuas que, unidas a los días que ha perdido de colegio por ir al médico, le han provocado un importante retraso en los estudios.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión