Zaragoza
Suscríbete por 1€

La subida del IBI a los garajes se convierte en el primer escollo de la negociación fiscal de 2019

El PSOE pide ahora rectificar el pacto al que llegó con el gobierno, que afecta a cientos de propietarios, y ZEC se niega. Rivarés quiere bajar el IBI residencial, pero CHA no hablará hasta que el alcalde rectifique con las sociedades municipales.

Uno de los garajes -en la calle de la Sagrada Familia- afectados por el incremento del IBI.
Uno de los garajes -en la calle de la Sagrada Familia- afectados por el incremento del IBI.
Marco

Antes de empezar, la negociación de las ordenanzas fiscales nace con problemas. La fuerte subida del IBI que han sufrido cientos de propietarios de garajes enfrentó ayer a ZEC y PSOE, dos de los tres partidos –junto con CHA– que aprobaron las últimas tasas e impuestos del Ayuntamiento, y que están llamados a negociar los de 2019. Además, los nacionalistas anunciaron que no se sentarán a hablar hasta que el gobierno dé marcha atrás en su ‘golpe’ a las sociedades y devuelva a la oposición el poder que tenían en estos entes municipales.

El PSOE pidió rectificar el acuerdo que ellos mismos firmaron, y que ha supuesto que 135 garajes comunitarios paguen 1,3 millones de euros más de IBI que el año anterior. La medida afecta a los cientos de propietarios de todas las plazas de estos garajes, que han visto cómo su recibo de la contribución se duplica.

El concejal socialista Javier Trívez dijo que, durante la negociación, el gobierno les garantizó que la subida solo afectaría a "grandes propiedades, y no a propietarios particulares". Sin embargo, esos grandes garajes son solo 51 de los 186 aparcamientos que se han visto afectados. El resto, 135, son garajes de particulares que no pagan el IBI de forma individual por cada plaza, sino que abonan un único recibo por todo el inmueble que luego se divide. "Si nos hemos equivocado en apoyar este medida, hay que rectificar, porque esa no era la intención del grupo socialista", admitió Trívez.

El concejal de Hacienda, Fernando Rivarés, dijo que la subida que han sufrido los garajes es "justísima", e instó a las comunidades afectadas a ir al registro de la propiedad y segregar los garajes para que cada dueño pague el IBI individual de su plaza. "Así evitarían la subida e, incluso, pagarían menos que el año pasado", aseguró.

Críticas al gobierno

El portavoz del PP, Jorge Azcón, calificó de "sablazo" el impacto de la contribución a estos vecinos, y criticó que para evitar "el atraco fiscal" haya que "contratar un profesional para que vaya al catastro y haga las gestiones". Por eso, anunció una moción para el próximo pleno para "acabar con la lotería del IBI". Rivarés dijo que la gestión la puede hacer "un administrador de fincas", y señaló que ya hay comunidades que lo han hecho. Azcón pidió conocer los planes del gobierno con este impuesto "para que los miles de afectados –llegó a cifrarlos en 50.000– sepan lo que les espera".

Por su parte, Sara Fernández (Ciudadanos) criticó que la subida ha afectado a vecinos de toda clase y condición. "De ricos, nada", señaló. Además, pidió a los tres grupos de izquierdas que aprobaron las ordenanzas fiscales que "no se hagan los sorprendidos" por el efecto que ha tenido el impuesto, porque "ya se sabía que esto iba a ocurrir".

Rivarés, además, anunció una nueva rebaja del IBI para la mayoría de los inmuebles. De momento, fue solo una declaración de intenciones, dado que aún no se ha abierto la negociación de unas ordenanzas fiscales del año que viene, que además es año electoral. De hecho, el concejal de CHA, Carmelo Asensio, aseguró que su formación está a favor de bajar el IBI y que recibían la noticia con satisfacción, pero insistió en que los nacionalistas no se sentarán a negociar con ZEC "hasta que no rectifique el golpe a las sociedades propinado el pasado 9 de febrero".

Asensio pidió a Rivarés que el gobierno "vuelva a la normalidad democrática" y que respete los acuerdos alcanzados en la junta de portavoces para poder así sacar adelante sus políticas. El responsable de Economía añadió que la idea del equipo de gobierno es trabajar el tipo impositivo del IBI para "rebajar el gravamen", lo que "supondría la segunda bajada real tras cuatro años de congelación y afectaría a todo: viviendas, bares, oficinas, establecimientos...". La única excepción que le gustaría hacer a Rivarés son "las viviendas con un valor catastral de más un millón de euros".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión