Despliega el menú
Zaragoza

Los caminos de la ribera próximos a Juslibol siguen destrozados por las riadas

Socavones y alcantarillas sin tapa ponen en peligro a los paseantes.

Un ciclista, ante un socavón que atraviesa el camino.
Un ciclista, ante un socavón que atraviesa el camino.
Guillermo Mestre

Los daños de las últimas riadas aún son muy visibles en muchas zonas próximas al Ebro. Están presentes en el camino natural de la Alfranca, pero también en las zonas cercanas a Juslibol.

El camino que parte de la rotonda de la avenida Ronda de Boltaña y sigue paralelo al río hacia el galacho de Juslibol son evidentes los destrozos: hay enormes socavones que dejó el agua al arrastrar la tierra y alcantarillas en las que han desaparecido las tapas y que permanecen abiertas. En una de ellas, por ejemplo, alguien ha metido palos y ramas para hacer visible el agujero y evitar accidentes.

La zona, que da acceso a varias zonas de huertos, es muy conocida por caminantes, corredores y ciclistas que aprovechan para disfrutar del paisaje y de las vistas del río. Aunque los daños en el firme han complicado en los últimos tiempos el disfrute de un buen paseo.

Etiquetas
Comentarios