Zaragoza
Suscríbete por 1€

Las primeras 20.000 unidades de la tarjeta Lazo se pondrán a la venta en unos días

El precio para adquirirla será de 12 euros, 3 por la tarjeta y 9 por la precarga.

Será un dispositivo anónimo, que no tendrá ni el nombre ni la foto de su dueño de forma visible.
Será un dispositivo anónimo, que no tendrá ni el nombre ni la foto de su dueño de forma visible.

Tras varios meses de pruebas, el Ayuntamiento de Zaragoza ya está en disposición de lanzar de manera oficial la nueva tarjeta Lazo, un dispositivo pensado para los no empadronados que visitan la ciudad con frecuencia y utilizan sus servicios públicos. En concreto, estas semanas se están produciendo las primeras 20.000 unidades que saldrán a la venta a mediados del mes de junio, según avanzan fuentes municipales.

La nueva tarjeta llega para complementar a la Ciudadana –que no desaparece– y con ella se podrán pagar el autobús urbano, las líneas que llevan a los barrios rurales y a los municipios del entorno metropolitano, el tranvía, el cercanías y hasta el servicio de alquiler de bicicletas Bizi (para los que sean socios). También permitirá hacer el pago de la zona azul, y en un futuro próximo dará acceso a equipamientos municipales como pabellones, bibliotecas o centros de mayores.

Por todo ello la tarjeta Lazo, sustituirá a la Interbús, y con el paso de los meses, a la del bus de Zaragoza. Tal y como estaba previsto, se pondrá a la venta en los lugares habituales: quioscos, supermercados, papelerías, puntos de recarga de Avanza y del tranvía... La mayoría de estos establecimientos están en Zaragoza, pero también los hay distribuidos por toda el área metropolitana. En total son más de 600 ubicaciones.

En cuanto al precio para adquirirla será de 12 euros (3 por la tarjeta y 9 de precarga). Será un dispositivo anónimo, que no tendrá ni el nombre ni la foto de su dueño de forma visible. Sin embargo, para poder darle un uso personal en servicios como el Bizi o los equipamientos municipales, se podrá vincular a personas concretas.

Además, de este modo también se podrá utilizar mediante el mecanismo de postpago (es decir, abonando los servicios mediante una cuenta corriente), y no solo usarla como tarjeta prepago (recargando en determinados puntos).

Prueba piloto

El pasado 15 de diciembre, el Consistorio zaragozano comenzó a repartir una partida de 10.000 tarjetas Lazo de manera gratuita entre los diferentes distritos y barrios rurales de la ciudad para evaluar su uso y sus posibles puntos de mejora de cara a su implantación definitiva. De esta primera remesa, 2.000 se distribuyeron en Utebo y el resto a través de colectivos y entidades como la Federación de Asociaciones de Barrios (FABZ), la Universidad de Zaragoza o las distintas juntas de distritos, entre otras.

Estos meses han servido a los técnicos para implementar algunos ajustes en la memoria interna de la tarjeta y solucionar pequeños fallos detectados durante el periodo de prueba. Además, se han consolidado algunos de los servicios a los que se podrá acceder con el dispositivo, como el pago del estacionamiento regulado en la ciudad, que hasta ahora no era posible.

Finalmente, la tarjeta incluye otras novedades tecnológicas, como un código QR en el reverso que, más adelante, permitirá desarrollar nuevas aplicaciones, como servicios de fidelización para sus propietarios y hasta venta de entradas para conciertos y otros espectáculos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión