Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Un grupo organizado robaba y usaba tarjetas de crédito en la provincia de Zaragoza

Los tres investigados cometieron los robos en establecimientos comerciales ubicados en Tarazona, Villanueva de Gállego y La Almunia.

Tarjetas de crédito.
Tarjetas de crédito.
José Miguel Marco

El Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil del barrio rural zaragozano de Casetas ha llevado a cabo la denominada operación MIRONZAR, que ha finalizado con la investigación de tres personas, presuntas autoras de 3 delitos de hurto, otros 3 de estafa por uso fraudulento de tarjetas de crédito y pertenencia a grupo criminal, tras cometer estos hechos en diferentes localidades de la provincia de Zaragoza.

La operación se inició a finales del mes de enero tras tener conocimiento de tres hechos delictivos de idénticas características, cometidos entre los días 5 al 17 de enero, en establecimientos comerciales ubicados en Villanueva de Gállego, Tarazona y La Almunia de Doña Godina.

Las víctimas de los hurtos denunciados comunicaban que tras haber realizado el pago de una compra en dichos establecimientos, efectuado con tarjeta de crédito e introduciendo el pin, les habían sustraído dichas tarjetas y habían hecho uso de ellas extrayendo dinero en cajeros automáticos o incluso realizado alguna compra, por importes que superaban los mil euros en cada caso.

Del estudio de la información recabada en los hechos denunciados la Guardia Civil pudo determinar que habrían sido cometidos por las mismas personas y con idéntico 'modus operandi'.

Hurtos llevados a cabo con gran habilidad y cometidos por, al menos, tres personas que actuaban perfectamente coordinados y que, una vez en su poder las referidas tarjetas, hacían uso de ellas de manera rápida extrayendo dinero en cajeros automáticos o haciendo alguna compra en otros comercios, ha descrito la Guardia Civil en una nota de prensa.

Como resultado de las gestiones realizadas, entre las que se visionaron imágenes de cámaras de seguridad del lugar de los hechos, los especialistas de Policía Judicial lograron obtener la identidad de los tres sospechosos.

"Modus operandi"

La investigación ha permitido determinar que se trata de un grupo organizado, altamente itinerante, especializado en hurtos al descuido de tarjetas bancarias y estafas mediante la posterior utilización de las mismas, cuyos componentes tienen repartidas las funciones para llevar a cabo los ilícitos.

Estas personas se desplazan en vehículo hasta los establecimientos comerciales, generalmente conocidos supermercados, y una vez allí uno de los integrantes realiza labores de vigilancia y espera en el exterior para, tras perpetrar el hurto, abandonar rápidamente el lugar en el turismo.

Otro de los miembros, accede al supermercado y capta a su víctima, a la que, una vez en la línea de cajas, la observa cuando introduce el código pin al realizar el pago de la compra y lo memoriza. Posteriormente, cuando la víctima está en el aparcamiento, ha depositado su bolso en el asiento del copiloto y se encuentra cargando la compra en el maletero de su vehículo, otros dos componentes del grupo se acercan a ella con un mapa y le consultan cómo llegar a otra localidad.

En ese momento de distracción, con mucha habilidad, uno de los miembros sustrae del interior de la cartera la tarjeta de crédito únicamente, dejando el bolso en el mismo lugar que se encontraba, y seguidamente, los integrantes del grupo abandonan la zona.

Dependiendo de las circunstancias de las víctimas que eligen, el 'modus operandi' puede variar, pudiendo sustraer la cartera del interior del bolso, si lo ven factible y seguro.

Una vez con las tarjetas en su poder, los miembros de la red se dirigen a cajeros automáticos donde extraen dinero en efectivo o realizan compras en otros comercios. Una acción que llevan a cabo de manera rápida, antes de que la víctima anule las tarjetas bancarias tras percatarse que se las han sustraído.

Investigados

A pesar de las intensas gestiones realizadas por la Guardia Civil para localizar y detener a los sospechosos, estas han dado resultado negativo hasta el momento, por lo que se ha procedido a su investigación como presuntos autores de tres delitos de hurto, otros tres de estafa por uso fraudulento de tarjetas de crédito y uno de pertenencia a grupo criminal.

Se trata de dos hombres y una mujer, todos ellos de nacionalidad rumana, sin domicilio conocido y con edades comprendidas entre los 43 y los 23 años.

Consejos

La Guardia Civil aconseja que cuando se vaya a realizar una compra con tarjeta de crédito que requiera introducir el pin, se guarden las oportunas medidas de seguridad para evitar que otra persona pueda ver dicho número.

Además, en lugares de afluencia de gente, se recomienda llevar el bolso cerrado, pegado al cuerpo y no dejarlo a la vista mientras estamos cargando el maletero o atendiendo a requerimientos de desconocidos, ya que en un descuido lo pueden sustraer.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión