Despliega el menú
Zaragoza

Bullicioso estreno del mercado provisional

Desde primera hora de la mañana cientos de zaragozanos han acudido a las nuevas instalaciones, donde se despliegan 74 puestos a lo largo de 1.500 metros cuadrados.

El mercado provisional abre sus puertas en Zaragoza

Había muchas ganas de estrenar el mercado provisional, al menos, a juzgar por la intensa afluencia de compradores desde la primera hora de la mañana. Los más madrugadores se han acercado a las 8.30 a las nuevas instalaciones y han recorrido los pasillos en busca de sus puestos de compra habituales. “Aún estamos un poco desubicados, pero la verdad es que ha quedado bonito y parece muy práctico”, decían los primeros clientes pertrechados con carros y bolsas.

Durante toda la mañana ha habido actividades lúdicas y la banda DixieDentes ha recorrido entre bailes y con la compañía de zancudos y malabaristas las instalaciones levantadas junto a las Murallas Romanas. El paseíllo municipal no ha sido hasta las 11.30 y, en la línea de la gran expectación despertada, también ha sido multitudinario. Han acudido representantes de todos los partidos, a los que el concejal de Urbanismo, Pablo Muñoz, ha agradecido el consenso para sacar adelante el proyecto de reforma de la lonja centenaria de Félix Navarro. También José Carlos Gran, presidente de los detallistas, se ha sumado a los agradecimientos y ha deseado que se cumplan los plazos de la reforma, adjudicada precisamente ayer por 8,17 millones.

Sobre el mercado provisional, los primeros clientes opinan que es moderno y funcional, que debería reaprovecharse después (cosa que está prevista) y que los pasillo, al menos hoy, son un poco estrechos para tanto ir y venir de carritos de compra y carretillas de reponedores. En la carpa a los pies de San Juan de los Panetes, se despliegan 74 puestos a lo largo de 1.500 metros cuadrados, que cuentan con cámaras de conservación, obradores, recogida de residuos, oficinas, administración y vestuarios. Además, uno de los rasgos distintivos del mercado son los colores, que diferencian los diferentes tipos de puestos: el verde, para las frutas y verduras; el rojo, para la carne; el azul, para el pescado; y el amarillo, para el pollo y otros productos de alimentación. Las instalaciones provisionales han costado 1,4 millones de euros.

Etiquetas
Comentarios