Despliega el menú
Zaragoza

Muere una mujer en Montañana al ser atropellada cuando iba a cuidar a dos ancianos

La víctima, de 46 años, cruzaba un paso de cebra elevado cuando fue embestida por un turismo. La Policía Local investiga las causas del accidente.

Una mujer de 46 años, R. E. J., ha fallecido este martes en Montañana al ser atropellada por un turismo cuando se dirigía a trabajar. Según fuentes de la Policía Local de Zaragoza, que ha abierto una investigación para esclarecer las causas del accidente, los hechos se produjeron un poco antes de las 20.00 en un paso de peatones situado a la altura del número 161 de la avenida que da nombre al barrio.

Según han confirmado los agentes, el turismo conducido por J.R.M.F., de 70 años de edad, fue el causante del atropello a la peatón "por no respetar la preferencia de paso en un paso para peatones sin semaforizar". El conductor hacía uso correcto del dispositivo de seguridad reglamentario y arrojó un resultado negativo en la prueba de etilometría, según ha informado la Policía Local en un comunicado.

Algunos vecinos de la zona comentaron que la fallecida, de nombre Radia, llevaba mucho tiempo viviendo en Montañana, donde era muy apreciada. Según estas mismas personas, el atropello se produjo en un paso de cebra elevado situado justo enfrente de la vivienda a la que la víctima acudía cada tarde a cuidar a una pareja de ancianos.

Parece que el conductor del vehículo causante del atropello sería otro vecino del barrio al que algunos testigos oyeron decir que no había visto a la mujer. En cualquier caso, el accidente se produjo en un tramo recto y con buena visibilidad cerca de la parada del autobús de la línea 28 y a la altura del camino de la Acequia.

Tercer atropello mortal en 2018

Con este accidente son ya tres las personas que han fallecido este año en la capital aragonesa víctimas de atropellos. Los dos anteriores se produjeron el pasado mes de enero en la línea del tranvía: uno cerca de la plaza de San Francisco, donde perdió la vida un joven de 24 años que salía de ver un partido del Real Zaragoza; y otro en la Gran Vía, donde murió un vecino de la zona de 64 años.

El hecho de que ambos sucesos se produjeran con tan solo una semana de separación –el 13 y el 20 de enero– en similares circunstancias obligó al Ayuntamiento de Zaragoza a reforzar las señales para peatones en todo el trazado del tranvía.

Los tres fallecimientos registrados en apenas tres meses hacen que este sea un inicio de año especialmente trágico.De hecho, según la última memoria de la Policía Local de Zaragoza, en todo 2017 se produjeron un total de cuatro víctimas mortales.

Etiquetas
Comentarios