Despliega el menú
Zaragoza

El futuro parador de Veruela, pendiente de una escalera de evacuación de incendios

Turespaña tiene que ejecutar los trabajos para su puesta a punto. La DPZ ha acometido ya parte de sus compromisos

Fachada barroca del monasterio, donde se encuentra la entrada al parador.
Fachada barroca del monasterio, donde se encuentra la entrada al parador.
Turespaña

El esperado Parador Nacional de Veruela, cuyo proyecto se inició en 2005, está ahora pendiente de que el Instituto de Turismo de España (Turespaña) construya una escalera de evacuación de incendios. Este organismo solicitó utilizar una existente en la zona de la Casa de Ejercicios, pero la Diputación de Zaragoza lo rechazó alegando que impediría el uso de algunos espacios. La necesidad de ubicarla en otro sitio requiere la redacción de un proyecto y la autorización de Patrimonio, y ha motivado ahora un nuevo retraso en el contrato de puesta a punto del edificio antes de su entrega a la Sociedad Estatal Paradores de Turismo de España, el organismo que se encargará de contratar el mobiliario y decoración. Los trabajos complementarios para finalizar el edificio, de hecho, se habrían interrumpido hace casi tres meses, al igual que, al parecer, las labores de mantenimiento y seguridad. Faltaría también por arreglar los desperfectos ocasionados por las fuertes rachas de viento que soplaron en la zona en diciembre del año pasado.

Desde el Ministerio de Turismo informaron ayer de que "Turespaña ha ido ejecutando las actuaciones que le correspondían sin que en ningún momento se hayan paralizado". Respecto al mantenimiento del edificio indicaron que se garantizará "la conservación de lo construido hasta su entrega a la Sociedad Paradores".

La Diputación de Zaragoza, por su parte, ha acometido gran parte de las intervenciones comprometidas, como la construcción de un camino de evacuación o el acondicionamiento de un vial desde la carretera. En breve saldrá a licitación la ampliación de la puerta lateral de acceso, que permitirá el paso de autobuses, que ya cuenta con el permiso de Patrimonio. Estas actuaciones responden al acuerdo alcanzado hace unos meses entre el presidente provincial y el director general de Turespaña, con vistas a inaugurar el establecimiento cuanto antes.

Esta situación podría suponer un nuevo retraso en la última fecha de apertura que se barajaba: primavera de 2018. Desde que se inició este proyecto hotelero, hace 13 años, ha acumulado sucesivas demoras. De hecho, el primer plazo del que se habló en enero de 2005, cuando el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio dio luz verde a su construcción, fue el horizonte de 2008, coincidiendo con la celebración de la Exposición Internacional de Zaragoza. Sin embargo, en julio de 2007, con los trabajos aún sin comenzar, ya se anunció que su apertura se posponía a 2010. No fue hasta verano de 2008 cuando se puso la primera piedra de este futuro complejo hotelero, que se inició con un plazo de ejecución de tres años.

En verano de 2017, el presidente de la Diputación de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero, remitió una carta al presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, exigiendo su "implicación directa" en la apertura del parador de Veruela. En la misiva hizo referencia a que "las obras están sin acabar, las promesas sin llegar a cumplirse y 24 millones de euros invertidos sin rentabilizar".

Etiquetas
Comentarios