Zaragoza

El tranvía y los carriles bici siguen reduciendo el tráfico en el entorno de la plaza de Paraíso

En 2017 pasaron por la rotonda un 32% menos de vehículos que hace seis años y menos de la mitad que hace dos décadas. El cruce de Vía Hispanidad con Gómez Laguna, el más transitado.

Número de vehículos en los últimos 12 años
El tranvía y los carriles bici siguen reduciendo el tráfico en el entorno de la plaza de Paraíso

El tráfico en el entorno de la plaza de Paraíso no deja de caer. La implantación del tranvía y, más adelante, la construcción de carriles bici en algunas de las vías de acceso han quitado espacio al vehículo privado lo que, lógicamente, ha restado tráfico a la zona. Por esta rotonda pasaban en el año 2000 más de 110.000 vehículos todos los días. En 2011, año de implantación de la línea 1, ya lo hacían 73.670, mientras que el año pasado la cifra se quedó en 49.690. Es decir, un 32% menos que en 2011 y menos de la mitad que hace dos décadas.

En las vías adyacentes la reducción ha sido similar. El descenso más pronunciado durante el año pasado fue el que vivió el eje paseo de Sagasta-paseo de Pamplona, con entre un 10% y un 15% menos de tráfico. La causa es la puesta en marcha del carril bici de Sagasta, que ha dejado con un solo carril para los vehículos privados en un tramo de Sagasta sentido Torrero. Según los datos del Ayuntamiento, los vehículos que ya no transitan por ahí no se han desviado masivamente a Goya, Tenor Fleta y Camino de las Torres, como se preveía, ya que estos viales tan solo han aumentado sus registros en torno a un 2%-3%. La situación del paseo de la Constitución es similar. En este caso, la construcción del carril bici en 2016 también ha provocado una reducción del tráfico. En 2011 había 32.000 vehículos que circulaban por esta vía (sumando ambos sentidos de la circulación), mientras que el año pasado fueron 23.500, un 24% menos.

La reducción de tráfico ha sido similar en los viales del entorno, aunque no hayan sufrido reducción de carriles. Es el caso, por ejemplo, del paseo de Pamplona. Si en 2011 sus dos sentidos de circulación sumaban 52.000 vehículos al día, el año pasado solo fueron 39.000, también en torno a un 25% menos. Gran Vía, por su parte, ha pasado de 15.000 a 11.000 vehículos en este mismo periodo.

Un 1,4% menos de tráfico

Los datos sobre el tráfico en la ciudad del año pasado se hicieron públicos ayer. Según explicó el Ayuntamiento, el tránsito de vehículos por las calles de la ciudad se redujo un 1,4% con respecto a 2016. Un dato que coincide con el aumento en el uso del transporte público que se registró con respecto al año anterior.

El mayor descenso del tráfico se produjo en el citado eje Sagasta-paseo Pamplona, pero también se vieron bajadas significativas en el cruce de Gómez Laguna con Vía Hispanidad, donde el tránsito se ha reducido entre un 5% y un 7%. Esta intersección es el punto de Zaragoza que más tráfico registra, con 80.440 de media. Le sigue de cerca la rotonda de Valle de Broto con avenida de Pirineos, con 74.488. Este es el punto donde más aumentó el volumen de tráfico el año pasado, ya que en 2016 pasaron por allí 69.000 vehículos.

A juicio de los responsables de Movilidad, se trata de "una buena noticia" que los dos puntos de más tráfico estén alejados del corazón de la ciudad, ya que supone que los conductores optan por recorrer "el segundo y el tercer cinturón" antes que las avenidas del centro. Les siguen como puntos más concurridos la plaza de Europa (65.530 vehículos), el cruce de Gómez de Avellaneda con Valle de Broto (64.765), el Portillo (62.885) y la rotonda de Los Enlaces (Vía Hispanidad con avenida de Madrid).

En cuanto al tráfico de calles y avenidas (sin incluir los cruces), el punto más transitado es el del paseo de María Agustín sentido salida de la ciudad (30.355 vehículos). Le siguen Vía Hispanidad –a la altura de Gómez Laguna, dirección Los Enlaces– (27.850), Gómez Laguna –sentido salida– (23.940) y avenida Pirineos (21.750 y 21.925 por sentido).

El aumento de contaminación

La concejala de Movilidad, Teresa Artigas, valoró la reducción de tráfico y se refirió a los datos de contaminación de Zaragoza. En el análisis del plan de movilidad sostenible se refleja un incremento de las emisiones en los dos últimos años, a pesar de que hay menos vehículos circulando: "Esos datos estaban sin contrastar por la agencia de Medio Ambiente del Ayuntamiento. Se están cerrando ahora, pero vista la evolución, la tendencia en la ciudad es a reducir las emisiones", dijo la edil de ZEC.

Etiquetas
Comentarios