Despliega el menú
Zaragoza

Los árboles dan problemas en Montecanal

En algunas vías y parques del barrio no ha sido repuesto tras ser talado y en las zonas en las que está plantado provoca el levantamiento de las aceras o falta de iluminación.

Falta de arbolado en los parterres de la avenida de la Ilustración
Falta de arbolado en los parterres de la avenida de la Ilustración
L. M.

Los árboles son sinónimo de problema en Montecanal. Ya sea por sus alturas, porque cubren las luminarias e impiden la visión de las aceras; por sus ausencias, que dejan multitud de alcorques vacíos; por la alergia que algunas especies provocan a los vecinos o por los destrozos que sus raíces, a causa de la falta de un buen sistema de riego, generan en las aceras.

En las calles que por fortuna disponen de arbolado en condiciones, como la de Ermesinda de Aragón o de la Mesta, las ramas, debido a su altura, tapan la luz de las farolas y las vías quedan en penumbra. Desde la Asociación de Vecinos Los Sauces de Montecanal han solicitado en repetidas ocasiones la instalación de luminarias bajas (menos de cuatro metros), sin embargo la solución municipal ha sido la poda de algunas ramas, lo que es “pan para hoy y hambre para mañana, porque el árbol vuelve a crecer y la luz se vuelve a tapar”, apunta Rosa Burgos, portavoz del colectivo vecinal.

En estos y otros puntos del barrio con árboles, como la avenida de la Ilustración, el sistema de riego por goteo lleva estropeado “al menos 12 años”, matiza Burgos. Las raíces, fundamentalmente de los plátanos de sombra -especie que a su vez provoca alergia a algunos vecinos de la zona-, van en busca de agua y por consiguiente levantan las aceras. Desde el Ayuntamiento trabajan con frecuencia en la tala de las raíces superficiales y arreglan los adoquines, pero desde la asociación recalcan que “es un parche más, la solución pasa por arreglar de una vez el sistema de riego”.

La ausencia de arbolado se hace cada vez más presente en el barrio porque “cuando hay algún problema optan por talar los árboles y luego nunca los reponen”, explica Carlos Marín, habitante de Montecanal. Es el caso de los parterres de la avenida de la Ilustración, donde el pasado verano se eliminó gran parte del arbolado para reparar unas bocas de gas. El colectivo vecinal ha denunciado la situación al servicio de Parques y Jardines, ya que insiste en que “con el cambio climático es un asunto importantísimo, los arboles dan sombra y permiten que la ciudad respire”.

A los parterres se suma el parque del Conocimiento, donde la portavoz vecinal dice que dejó de contar porque allí talaron “más de 60 árboles y repusieron solo alrededor de 20, lo que es un déficit significativo”. En el parque de la Palabra había sauces cada tres metros, de ahí el nombre de la asociación del barrio, pero ahora, tal y como indica Burgos, “apenas queda media docena”.

De cara a los presupuestos participativos de 2018, Montecanal espera subsanar otras deficiencias que se suman al arbolado, como la falta de zonas de juego infantil y de espacio para que los mayores practiquen deporte. “Mediante los presupuestos de la junta de Casablanca nos han ido poniendo algunos equipamientos como una portería de fútbol, pero siguen faltando muchas cosas”, recuerda la portavoz de Los Sauces.

Este año tienen previsto solicitar juegos para niños al final de la avenida de la Ilustración, porque tiene una longitud de casi dos kilómetros y aunque hay un equipamiento infantil al comienzo de la vía los vecinos consideran que “se queda escaso para el número de población de estas edades que está viviendo en Montecanal”.

Desde la asociación vecinal han reclamado el cambio de usos del suelo de algunas parcelas del barrio para que en ellas se puedan instalar este tipo de equipamientos, pero el Consistorio lo ha rechazado hasta la fecha alegando que “el suelo tiene otro fin”, cuentan. Los vecinos aseguran que “no harán nada allí finalmente porque las instalaciones irán a Valdespartera o a Arcosur”, y recuerdan que en otras ocasiones el Ayuntamiento “ha hecho la vista gorda con los terrenos”. Este es el caso de la instalación de iluminación en el aparcamiento de la calle del Embarcadero de Casablanca, que se consiguió a través de los presupuestos participativos de 2017 siendo que el solar no es de propiedad municipal.

Etiquetas
Comentarios