Despliega el menú
Zaragoza

Tomates con denominación de origen 'Delicias'

Un solar de 700 metros cuadrados del barrio más populoso de Zaragoza se acondiciona para convertirse en huerto comunitario. Los primeros cultivos podrían llegar antes de finales de año.

Los trabajos para acondicionar el terreno de la calle de Celanova comenzaron hace pocos días.
Tomates con denominación de origen 'Delicias'
Guillermo Mestre

De momento apenas se ven grúas y excavadoras. El verde aún requiere un intenso ejercicio de imaginación, pero no hay problema porque los vecinos son expertos en las lides de la inventiva. De hecho, en origen esta iniciativa se llamó ‘Soñar un huerto en Delicias’ y aquellas ensoñaciones comienzan a hacerse realidad. Esta semana han empezado los movimientos de tierras para acondicionar un solar municipal que, si no hay contratiempos, se convertirá en los próximos meses en un huerto comunitario.

«Se trata de un proyecto de gestión compartida en el que venimos trabajando desde el año 2016. Entonces se ideó la propuesta y se llevaron a cabo actividades de motivación y sensibilización», explica José Manuel Latorre, uno de los ideólogos no solo de esta iniciativa, sino también de otras citas como la Carrera del Gancho o el Parquecirco. Cuentan que crear un huerto fue «una de las necesidades que se detectaron en los trabajos de diagnóstico del barrio», con la intención de promover la participación y la convivencia no solo intercultural sino también intergeneracional como ya se hace, por ejemplo, con las huertas del Jardín de la Memoria de San José, donde los nietos arriman el hombre (y se ‘desriñonan’) con sus abuelos.

Zaragoza, que ya cuenta con unos 1.150 huertos urbanos municipales –los de alquiler son harina de otro costal–, sumará este año un buen puñado más de parcelas en un barrio con cerca de 102.000 habitantes. Se pretende que de los huertos, que serán agroecológico de responsabilidad y gestión compartida, puedan hacerse cargo colectivos del distrito y vecinos de las viviendas más cercanas a la calle de Celanova, que es donde se encuentra la parcela de 700 metros cuadrados. Aún no se ha definido la parcelación pero el proyecto es ambicioso dado que, según los expertos, 30 m2 de huerto son suficientes para el autoabastecimiento de una familia.

También en la escuela

A lo largo de 2017 los colectivos implicados en el proyecto –más de una decena– trabajaron en el diseño de la organización y mantuvieron contactos con la junta de distrito, que presidela edil Arantza Gracia, para estudiar solares donde poder ponerse manos a la obra.

Se hicieron maquetas colaborativas y se decidió también que se procurara implicar a los colegios del barrio por aquello de que los escolares aprendan que las lechugas no crecen en la nevera. Servirán también estos terrenos para recordar en la escuela la historia del entorno periurbano de Zaragoza, que cuenta en la actualidad con unas 5.000 hectáreas de suelo agrícola, a pesar de que una de las huertas más productivas era la de Ranillas y se perdió allá por 2006. Por cierto, en la actualidad la red de huertos escolares alcanza ya 108 colegios, con más de 15.000 alumnos implicados, desde que se hicieran los primeros experimentos en 1983 en La Paz.

De vuelta a los futuros hortelanos de Las Delicias, a la par de los trabajos de acondicionamiento se van a llevar a cabo los cerramientos del recinto. Después comenzará a prepararse la tierra para cultivo y ya para el verano se prevé que se delimiten las parcelas. Es un poco aventurado hablar de cuándo podrán recogerse las primeras cosechas, pero los más optimistas esperan poder degustar sus propias patatas o acelgas a finales de este mismo año.

¿Quién está detrás? Fundación Federico Ozanam, Cruz Blanca, Cepaim, Apip-Acam, Ymca, el centro de Servicios Sociales, Educacion de Calle Delicias y El Almacén.

Balance municipal. En los últimos años el Ayuntamiento ha creado 1.150 huertos: 220 en el parque del Agua, 110 en Parque Goya, 400 en San José y otros 420 en Casablanca.

Etiquetas
Comentarios