Despliega el menú
Zaragoza

Se enfrenta a cuatro años y medio de cárcel por el robo en una casa de campo de Miralbueno

Carmelo C. C., que está en la cárcel desde noviembre de 2016, es reincidente y padece una grave adicción a las drogas.

Carmelo C. C. este lunes en la Audiencia Provincial de Zaragoza.
Carmelo C. C. este lunes en la Audiencia Provincial de Zaragoza.
Oliver Duch

La Audiencia de Zaragoza ha juzgado este lunes a Carmelo C. C., un hombre de 35 años que está acusado de un robo con fuerza perpetrado el 27 de agosto de 2016 en una casa de campo situada en el barrio de Miralbueno. No será la primera vez que este hombre se siente ante un tribunal próximamente: este mismo martes tiene otro juicio pendiente por otro robo y dentro de unas semanas volverá a comparecer desde el banquillo de los acusados de la Audiencia.

Según ha quedado atestiguado durante la vista oral, desde hace algo más de un año y medio Carmelo C. C. ha acumulado varias causas penales, algunas de ellas ya resueltas, por asaltos a viviendas y por ello está preso en la cárcel de Zuera desde noviembre de 2016.

Durante su declaración, el acusado ha explicado que no recuerda los hechos que se le imputan y que la época a la que se remonta el robo, él tenía una grave adicción a la cocaína y se encontraba tratándose de la misma en un programa de Proyecto Hombre, pero se saltó el tratamiento y empezó de nuevo a consumir. “No sabía ni en qué día vivía”, ha dicho el encausado al tribunal, ante el que ha asegurado que consumía “entre dos y tres gramos de cocaína al día”.

La Sección Primera de la Audiencia consideró probado que el 27 de agosto de 2016, Carmelo C. C. forzó la entrada de una casa de campo situada en el camino de Vistabella, en las cercanías de la carretera de Logroño, y accedió al interior del inmueble, de donde sustrajo cuantioso material de obra, electrodomésticos y otros muchos objetos que el propietario tenía en el interior. Cuando se produjeron los hechos juzgados este zaragozano acababa de adquirir el inmueble y, según aseguró, estaba en proyecto de reforma.

Tras el asalto, la Policía Nacional tomó muestras biológicas en la vivienda durante el juicio dos agentes de la Brigada Científica han asegurado que no hay duda de que el acusado estuvo allí.

La Fiscalía ha pedido cuatro años y medio de cárcel para Carmelo C. C. por un delito de robo con fuerza. El ministerio público ha considerado que este hombre es semi-imputable por su adicción a las drogas y por eso le ha aplicado la pena mínima dentro del grado que establece el Código Penal. Por su parte, el abogado defensor ha solicitado que se rebajara la pena hasta los dos años de prisión porque su cliente tiene la capacidad “muy mermada” debido al consumo de sustancias estupefacientes y “no tiene que cumplir una pena tan grande como la que solicita la Fiscalía”.

Etiquetas
Comentarios