Despliega el menú
Zaragoza

Herido grave un joven al caer desde un quinto piso a un patio de luces

El suceso se ha producido en un inmueble de la calle de Prudencio, donde el lesionado se coló con otro joven tras salir de un 'after'. La Policía está investigando lo ocurrido y baraja el accidente como primera hipótesis.

Los hechos han ocurrido en un edificio de la calle de Prudencio en el Casco Histórico de Zaragoza.
Los hechos han ocurrido en un edificio de la calle de Prudencio en el Casco Histórico de Zaragoza.
Guillermo Mestre

Un joven ha resultado herido de gravedad al caer desde un quinto piso al patio de luces de una casa de la calle de Prudencio, en el Casco Histórico de Zaragoza. El lesionado permanece ingresado en el Hospital Miguel Servet, después de haber sido intervenido quirúrgicamente durante varias horas de los politraumatismos sufridos, uno de ellos en la cabeza.

La Policía Nacional está investigando el suceso para tratar de aclarar lo acaecido, ya que el afectado es totalmente ajeno al edificio en el que se produjeron los hechos. Agentes de la Policía Científica han inspeccionado la terraza en la que cayó el joven y recogido huellas y muestras para elaborar el atestado. Por el momento, la principal hipótesis que manejan los investigadores es una caída accidental, según informaron fuentes policiales. No obstante, la investigación continúa abierta.

Según ha podido saber este periódico, los vecinos del número 7 llamaron sobre las 9.00 a la Policía requiriendo su presencia ya que un chico se había encaramado a una ventana del rellano del último piso, se había precipitado al vacío y estaba malherido en la terraza de una de las viviendas de la primera planta. También les informaron de que previamente a la caída habían oído gritos, golpes y carreras por las escaleras del inmueble.

Cuando los agentes llegaron allí y encontraron a un varón, de entre 25 y 30 años, que luego fue identificado como O. D. P., sangrando en el suelo y con graves lesiones. Los sanitarios del 061 lo atendieron en el lugar y lo trasladaron al hospital Clínico. Tras ser examinado, los médicos decidieron evacuarlo al Miguel Servet para ser operado de urgencia.

Según explicaron vecinos, el joven y otras personas estaban en un bar ‘after’ (abre a las 7.00) donde habían tenido algún tipo de altercado. Al parecer, salieron a la calle y aprovechando que un vecino salía del portal del edificio contiguo dos de ellas accedieron a su interior.

El joven que luego resultó herido corrió escaleras arriba y, sin saberse todavía a ciencia cierta si su intención era escapar del otro o desafiar el riesgo, se subió al alféizar de la del quinto piso, salió al exterior y, tras ponerse de pie en unas traviesas, se agarró a un grueso tubo que terminó por romperse y que hizo que él cayera al vacío.

«Me he despertado por los golpes y los ruidos y me he levantado. Al mirar por la ventana he visto que había una persona en el suelo. No sé si ha saltado por su voluntad o si es que estaba enredando y quería bajar por las traviesas», explicaba ayer por la mañana el presidente de la comunidad de vecinos, Demetrio Susín.

"Se oyó un gran estruendo"

El residente que avisó a la Policía relató una escena muy similar y añadió que oyó golpes y gente corriendo por las escaleras. «Cuando se rompió el tubo y quedó encajado en la ventana del tercero se oyó un gran estruendo y luego un golpe», relató.

Patricia Campos, vecina también de la casa, explicó que sobre las nueve de la mañana empezó a oír ruidos de gente subiendo y bajando por las escaleras. «Pensaba primero que eran vecinos pero luego vi que era la Policía y que una persona había entrado en el edificio y se había caído. Tanto la Policía como la ambulancia han llegado muy pronto», manifestó la joven.

En lo que coincidieron los vecinos es en que parece que tanto el herido como la persona que accedió a la casa habían estado en el pub la Jungla, situado en el edificio contiguo, que suele abrir a las siete de la mañana.

Etiquetas
Comentarios