Despliega el menú
Zaragoza

Las líneas 24, 33 y 39 son las más demandadas de la red de autobuses

Las dos circulares ganan usuarios respecto a 2014, último año sin afecciones por la huelga, mientras que la 32 y la 44 pierden.

Los zaragozanos vuelven a confiar en el servicio de bus (tras la huelga de 123 días que castigó a los viajeros entre diciembre de 2015 y abril de 2016) y los datos de balance de 2017 son elocuentes. Hay líneas que suben como la espuma y parecen no tener techo y otras que, aunque resultan casi residuales, ayudan a completar una malla básica del transporte urbano en aras del servicio público. Entre las primeras, destacan la 24, la 33 y la 39. Solo entre las tres suman casi 20 millones de viajeros, lo que quiere decir que transportan a unos 54.000 zaragozanos cada día. Por otro lado, las líneas con menos usos son las que conectan con los barrios rurales y las lanzaderas al tranvía, que –no obstante– no pierden usuarios respecto a 2014, último año en el que los registros no se ven afectados por la citada huelga, la mayor en la historia de la ciudad.

Si hubiera que hablar de alguna ‘reina’ de la red, esta sin duda sería la 24. Lleva a 7,5 millones de viajeros al año, lo que significa más de 20.500 viajeros cada día. En el Ayuntamiento son conscientes de la gran demanda y, por eso, suele dotarse de buses articulados y se trata de mejorar su porcentaje de servicios puntuales, que está en torno al 75%.

También los buses de las líneas 33 y 39 van cada día un poquito más llenos, como también sucede con las dos líneas circulares, que son las que más usuarios ganan respecto a 2014. Es curioso que la Ci2 transporta a 300.000 viajeros más al año que su hermana gemela, la Ci1, a pesar de que sus recorridos son prácticamente idénticos.

Carriles y tiempos

Por su parte, el itinerario entre Parque Goya y Vía Hispanidad (esto es, la línea 35) también ha ido aumentado su demanda en los últimos años y son ya más de 14.900 ciudadanos los que hacen uso de ella a diario. La 35 supera los 5 millones de usos al año, una cifra que apenas alcanzan cuatro líneas de la red. Una de ellas es la 33, que también merece una escarapela dorada, al dar servicio a diario a 18.000 vecinos. En el Consistorio estudian cómo mejorar sus prestaciones, acaso con nuevos metros de carril bus como los 130 que se habilitaron hace unos meses entre la plaza de España y Hernán Cortés. También será una de las líneas beneficiadas por una medida municipal largamente acariciada como es la dotación de prioridad semafórica para los autobuses en diez cruces de los paseos de Cuéllar y de Sagasta. Esta ventaja beneficiará a las líneas 31 y 33, tanto en sentido centro como en sentido Torrero, si bien algunos usuarios consideran que apenas servirá para contrarrestar las pérdidas de tiempo que –a su juicio– ha conllevado la redistribución de carriles en Sagasta, con la creación de la nueva vía ciclista.

El itinerario de la 33 es esencial para los vecinos de Las Delicias, el barrio más populoso de Zaragoza, donde parece que han dejado de subirse con el mismo entusiasmo de antes a la línea 32: el trayecto de Santa Isabel a La Bombarda resta 1,1 millones de usuarios en relación a 2014. Otro recorrido que acumula pérdidas es el del 44, Miraflores-Actur, que se deja 200.000 viajeros respecto a la oleada de hace tres años.

Entre la vorágine de estadísticas de los usos de autobuses también pueden rastrearse algunas curiosidades. La primera de ella es que la recién nacida línea 60, la que une Santa Isabel con la plaza de Mozart, en apenas un mes de vida –entró en servicio en diciembre– ha transportado ya a 24.085 vecinos. También destaca que, entre los búhobuses, hay un trayecto, el de la N3, que gana con diferencia a todas las demás. Esta línea nocturna transportó los fines de semana de 2017 a 56.658 viajeros, prácticamente el doble que la N1, N2, N4 o N5. Octubre fue el mes en el que más se echó mano del autobús (8,7 millones de usos), hecho que no es de extrañar dado que con las fiestas del Pilar se pusieron en marcha nuevas y exitosas lanzaderas.

Etiquetas
Comentarios