Zaragoza
Suscríbete por 1€

Las dudas llevan a la juez a archivar el atropello mortal de un ciclista en el paseo de Mª Agustín

Considera que no hay pruebas para atribuir a la conductora un homicidio por imprudencia grave.

Reconstrucción del accidente.
Las dudas llevan a la juez a archivar el atropello mortal de un ciclista en el paseo de Mª Agustín
HA

Ni el atestado policial, ni las declaraciones de los testigos ni el visionado de las grabaciones han permitido concluir que la conductora implicada en el atropello mortal del ciclista Luis D. L., el pasado 14 de agosto en la esquina de la calle de La Aljafería con el paseo de María Agustín, cometiera un delito de homicidio por imprudencia. Así lo entiende la titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Zaragoza, que ha decretado el archivo del caso, cerrando así la vía penal a los familiares del fallecido, de 52 años.

Sin embargo, en su auto de sobreseimiento provisional la magistrada reconoce que en esta investigación se han planteado algunas dudas. Sobre todo, porque la Policía Local de Zaragoza no logró aclarar de forma categórica si la conductora, Olga U. C., de 27 años, se saltó o no un semáforo. De ahí que la acusación particular haya decidido recurrir el auto de archivo para exigir que sigan practicándose diligencias.

Para la defensa, la decisión de la instructora de sobreseer la causa penal y encauzarla por la vía civil está sobradamente justificada. Según esta parte, del análisis de las pruebas no se desprende la comisión de ninguna infracción penal por parte de la encausada. "La prueba de que el ciclista pasó su semáforo en rojo es clara, contundente y determinante, mientras que la pretendida infracción de su semáforo por parte de la conductora del vehículo es solo especulativa e infundada", afirma la defensa a la hora de impugnar el recurso contra el auto de archivo tramitado por la familia del ciclista.

A partir del testimonio de una testigo, la Policía Local deduce que el ciclista tuvo que saltarse el semáforo en rojo del carril bici. Frente a este argumento, el abogado que representa a su viuda dice: "Lo que el atestado pone de manifiesto es que en la trayectoria del ciclista hasta el punto en el que fue arrollado no existía ningún semáforo ni ninguna marca vial en el pavimento que el ciclista rebasara antes de encontrarse con la muerte".

Y es cierto que sobre la calzada no había pintada ninguna raya que indicara a los usuarios de este carril el lugar exacto donde debían detenerse (el Ayuntamiento ordenó ponerla tras el atropello mortal). En cuanto a si la víctima rebasó o no un semáforo en rojo, el que regula este cruce está ubicado en la acera de enfrente, de ahí que la acusación particular mantenga que el ahora fallecido nunca llegó a saltárselo literalmente.

Frente a las dudas que albergan Policía Local y la propia instructora sobre si Olga U. C. pudo doblar la esquina cuando su semáforo estaba en fase naranja o incluso roja, la familia de la víctima está convencida de que la joven "rebasó el semáforo que afectaba en fase roja". Para intentar demostrarlo, además de a las mediciones de tiempos que hicieron los agentes del equipo de Policía Judicial, la acusación particular hace mención al supuesto "frenazo" que un coche rojo que circulaba por el paseo de María Agustín tuvo que hacer para evitar el impacto con el vehículo de la encausada. Hechos, dice, que quedan reflejados en la grabación obtenida del supermercado de la esquina.

A través del escrito dirigido a la juez, la defensa lamenta la desgraciada muerte del ciclista, pero entiende que ninguna conducta dolosa puede atribuirse a su cliente. Dado que así consta en las diligencias, el representante legal de la conductora recuerda a la magistrada que existe una prueba que "no necesita especulaciones ni interpretaciones, sino que es médicamente clara". Se refiere al hecho de que el ciclista circulaba influenciado por el consumo de cannabis, como quedó constatado a partir de un análisis de orina.

Recurso de reforma

La magistrada aún no se ha pronunciado. La jueza que instruye el caso tiene ya sobre la mesa tanto el recurso de la familia del ciclista fallecido como el escrito de impugnación de la conductora del vehículo implicado en el accidente. La titular del Juzgado de Instrucción número 4 todavía no se ha pronunciado, pero todo apunta a que una de las partes no quedará contenta con la decisión y el caso acabará en la Audiencia Provincial de Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión