Zaragoza

"¿Para qué queremos la línea 60 si los buses vienen pegados con la 32?"

Los vecinos de la avenida de Cataluña y del barrio de Santa Isabel celebran la puesta en marcha de otro recorrido de bus pero lamentan su corto trayecto y las frecuencias.

Los usuarios criticaron que la nueva línea 60, estrenada ayer, se solapa con la 32.
José Miguel Marco

Sin corte de cinta ni botellas descorchadas, pero sí con gran expectación vecinal y algún que otro despistado, se estrenó este lunes la línea 60 del autobús urbano, la primera en mucho tiempo en sumarse a la red de transporte público de Zaragoza. A primera hora de la mañana comenzaron a rodar los vehículos con los nuevos rotativos, en un trayecto que une el barrio de Santa Isabel con la plaza de Mozart, una vieja reivindicación vecinal.

Sin embargo, la propuesta del Ayuntamiento de implantar esta línea –una versión acortada de la 45, suprimida en 2013–, no parece haber convencido en su puesta de largo. "¿Para qué ponen otra línea si vienen los autobuses pegados con los de la 32?", se preguntaba Maribel Rubio, al descender de su primer viaje a bordo de la línea 60. "Lo he cogido para probarla, pero para esto estábamos mejor con la 45, que te llevaba hasta el centro", señalaba, resumiendo otra de las críticas recurrentes de los usuarios, lo poco que se adentra en el centro de la ciudad.

Para Jesús Fon, presidente de la Asociación de Vecinos Ríos de Aragón y Avenida de Cataluña, "todavía es pronto" para hacer una valoración sobre la eficacia de la nueva línea. Sin embargo, sí que denunció que el equipo de gobierno de ZEC "no ha cumplido con su promesa de poner frecuencias cada diez minutos", ya que se han establecido de doce en laborales y treinta los sábados y festivos.

Además, lamentó que los buses que ayer estrenaron numeración "no se intercalan" con los de la línea 32, con la que comparten paradas, por lo que "no ayuda a los vecinos en nada". De hecho, "incluso va a ser perjudicial, porque para poner en marcha la 60, quitaron tres autobuses de la 32", dijo Fon.

El representante vecinal, finalmente, afirmó que "es una línea corta que debería llegar hasta el Centro". "Queremos la línea, pero seguiremos observando para ver si el Ayuntamiento hace los ajustes necesarios para que sea útil", concluyó.

Por su parte, desde el Consistorio señalaron que el nuevo trayecto parte de la avenida del Real Zaragoza de Santa Isabel y finaliza en el entorno de la plaza de Mozart, donde es posible enlazar con numerosas líneas que conectan con gran parte de la ciudad (21, 28, 32, 39, 44, 50 y las dos circulares) y recalcaron que "se da cumplimiento al compromiso expresado por el alcalde Pedro Santisteve en una reunión con las entidades vecinales de la zona".

Etiquetas
Comentarios