Despliega el menú
Zaragoza

Santisteve reconoce el papel difícil del PSOE, pero le pide colaboración

El alcalde ha agradecido la labor desempeñada por CHA, y ha acusado al PP de ejercer "una política del no".

Debate del Estado de la Ciudad
Debate del Estado de la Ciudad
Guillermo Mestre

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha reconocido que la relación con el PSOE es "turbulenta, agitada, alborotada" por el papel "difícil" que tiene tras haber puesto "patas arriba" la gestión de anteriores gobiernos socialistas, pero le ha pedido colaboración para hacer realidad proyectos compartidos.

En su intervención con motivo del debate del estado de la ciudad, Santisteve ha considerado que dos años después de que, "de corazón", los socialistas tuvieran que votar su investidura para "alejar" al PP de la alcaldía, ya es el momento de sentarse a hablar de política y de hacer realidad las inversiones que ambas formaciones comparten.

Además, más allá de la posición "muy difícil de asumir" del PSOE, le ha reconocido que han cumplido con su responsabilidad como segunda fuerza de la izquierda en la ciudad, como se ha demostrado en los sucesivos presupuestos, en las dos últimas ordenanzas fiscales, en la salida del plan de ajuste, en el desbloqueo de los depósitos del Pignatelli o en la aprobación de la Ley de Capitalidad en las Cortes la semana pasada.

Por ello, ha situado las últimas críticas de los socialistas en el ámbito interno y se ha mostrado convencido de que volverán a ejercer su responsabilidad como partido de izquierdas y aprobarán los presupuestos de 2018.

No ha sido tan benevolente con el portavoz del Grupo Popular, Jorge Azcón, a quien ha acusado de ejercer una "política del no" que ha sido de poca utilidad para el Ayuntamiento de Zaragoza, bajo la que, a su juicio, se esconde una "carencia absoluta de proyecto, de modelo de ciudad y de principios políticos".

"El bloqueo a toda costa es lo único que aporta a este Pleno", ha continuado, lo que ha tachado de "falta de respeto" a sus votantes, por no "aportar para construir una ciudad en positivo" y por no haber promovido "ni una sola medida" para mejorar la vida de los zaragozanos.

Por otro lado, ha agradecido la labor desempeñada por CHA, que con solo dos concejales ha sido "el ejemplo contrario del PP", ya que ha sido capaz de sacar adelante proyectos que benefician al conjunto de la ciudadanía, como la Imprenta Blasco, la Oficina del Aragonés, las "supermanzanas", el programa de Memoria Histórica, las azoteas verdes o las instalaciones fotovoltaicas.

Los concejales de CHA Carmelo Asensio y Leticia Crespo han sido "compañeros leales de viaje" y, aunque ello no ha significado ser siempre "complaciente", "normalmente, siempre que toca estar, están", ha expresado en referencia a los dos ediles.

Sobre Ciudadanos, ha afirmado sentirse "algo decepcionado", ya que esperaba un entendimiento en determinadas cuestiones a pesar del "abismo" entre las posiciones políticas de ambas formaciones.

Aunque ha reconocido a la portavoz de la formación naranja, Sara Fernández, que ha intentado en algunas ocasiones "desterrar la vieja política", la ha acusado de "seguidismo en la absurda e improductiva estrategia del PP" en lugar de renovar las instituciones desde el centro-derecha.

No obstante, ha tendido la mano a sus cuatro concejales, a los que les ha dicho también que "Zaragoza no necesita un nuevo PAR, sino una fuerza diferenciada de la derecha más casposa de Aragón"

Etiquetas
Comentarios