Despliega el menú
Zaragoza

La avenida de Cataluña sigue pendiente de una firma de Fomento

Todavía falta por sellar por parte del Ministerio la entrega parcial en favor del Ayuntamiento de Zaragoza de cada uno de los tramos de viario público que forman parte de la carretera NII.

Una de las manifestaciones de los vecinos de la avenida Cataluña reclamando la reforma de la vía
Una de las manifestaciones de los vecinos de la avenida Cataluña reclamando la reforma de la vía
AVV Ríos de Aragón

Una firma. Eso es lo que falta para acordar por parte del Ministerio de Fomento la cesión de la avenida de Cataluña con la que está comprometido y sellar así la entrega parcial en favor del Consistorio zaragozano de cada uno de los tramos de viario público que forman parte de la carretera NII, desde la intersección con el Tercer Cinturón en la avenida de Alcalde Caballero y hasta la glorieta de acceso a Nurel, a medida que vayan ejecutándose las obras de adecuación de los mismos.

Este es, actualmente, para los vecinos de la avenida de Cataluña, el único punto que flaquea de su demanda histórica, ya que “por fin empezamos a recibir más buenas noticias que malas”, puntualiza Jesús Fon, vicepresidente de la asociación vecinal Ríos de Aragón-Avda. Cataluña. La alegría ha llegado con la reciente aprobación en el proyecto de presupuestos municipales para 2018 de los plurianuales para comenzar la reforma de la avenida a partir del año que viene “sin pausa” y que las obras puedan concluir en 2021, tal y como manifestó el concejal de Urbanismo, Pablo Muñoz.

El valor de dichos plurianuales asciende a 3.650.000 euros y estarán repartidos en cuatro ejercicios. Está previsto destinar 650.000 euros para el primero y un millón de euros para cada uno de los tres siguientes. “Queremos hablar con Urbanismo para que le den la prioridad que merece al asunto, que cada año se cumpla con el plazo y se adjudiquen las obras necesarias, pero para ello lo primero es que en Fomento encuentren fecha para firmar el convenio con el que están comprometidos”, recuerda el portavoz de Ríos de Aragón.

Los vecinos de la avenida de Cataluña empezaron a ver la luz cuando el Gobierno de la ciudad anunció en junio que se iba a sacar a concurso la ejecución de las obras de un pequeño tramo de la vía de 345 metros. Se trata del lado de los impares entre el puente del ferrocarril y la calle del Río Ara, licitado por un precio de 777.099,76 euros (IVA incluido) y con un plazo de ejecución de seis meses. Siete empresas han pujado por realizar las obras y tras el análisis de las propuestas técnicas Idecon se sitúa como la mejor valorada, con 21,5 puntos. Esta constructora ha presentado una oferta de 650.792,03 euros, lo que reduciría el importe de ejecución estimado inicialmente, aunque está a expensas de conocer la valoración global del concurso público. Una vez se determine la empresa elegida se pondrá en marcha la reforma del tramo viario, algo que los vecinos esperan “que no se demore más allá de enero”.

“Abandono total”

La petición de arreglo de la avenida de Cataluña lleva más de 30 años en la lista de asuntos pendientes. “Históricamente se ha llamado avenida de Cataluña a esta vía, pero desde un principio se nos tendría que haber dicho que estábamos viviendo en una carretera”, apunta Fon, quien asegura que “muchos vecinos, hasta que no se empezó a mover este tema en los medios de comunicación, no lo sabían y confiaban en que algún día el Ayuntamiento escucharía sus peticiones para mejorar los desperfectos de la zona, sin saber que dependíamos del Ministerio de Fomento”. Desde la asociación Ríos de Aragón lamentan la situación de “abandono total” en la que han estado viviendo, ya que “nunca hemos recibido ningún beneficio y, sin embargo, hemos cumplido con el Ayuntamiento de Zaragoza con todas las obligaciones como si viviésemos en una calle normal de la ciudad”.

Los vecinos agradecen que “afortunadamente estamos a punto de salir de esta situación y de conseguir cerrar un agujero urbano que hay entre el barrio de Santa Isabel y el resto de Zaragoza”. La reforma de la avenida contempla amplias aceras con zonas verdes y pequeños parques alrededor, un carril bici en ambos sentidos y, entre otros aspectos, aparcamientos en línea, algo que, según prevén en Ríos de Aragón, “nos colocará como una de las mejores avenidas de Zaragoza”.

Etiquetas
Comentarios