Despliega el menú
Zaragoza

"Llegamos tarde a por mi hijo de 6 años y el colegio dejó que se fuera con un desconocido"

Una madre reprocha al CEIP Puerta de Sancho el protocolo de salida de los escolares y una profesora dice que esta familia le ha amenazado de muerte.

Albina P. Pepa con su hijo menor, ayer, a la salida del CEIP Puerta de Sancho.
Albina P. Pepa con su hijo menor, ayer, a la salida del CEIP Puerta de Sancho.
Guillermo Mestre

Albina P. Pepa es la madre de un niño de 6 años que está matriculado en 1º de Primaria en el CEIP Puerta de Sancho, en La Almozara. El pasado jueves, la cuidadora que había contratado debería haber ido a buscar al menor a las 17.00, hora a la que acaban las clases, pero la mujer llegó tarde. "Se retrasó 10 minutos y cuando llegó no encontró al niño. Le preguntó a su profesora que dónde estaba y ella le dijo que ya se había ido con un hombre", explicaba ayer la madre. A partir de ese momento, y siempre según la versión de la progenitora, las llamadas entre los miembros de la familia se sucedieron de forma frenética.

La cuidadora llamó al hermano mayor del niño para preguntarle si había ido a recogerlo, pero este lo negó. "Llamé a varios padres del colegio para saber si alguno sabía algo del niño. Uno de ellos me dijo que sí, que se lo había llevado él porque lo había visto solo a la entrada del colegio", explicó ayer Albina en presencia de su abogado.

Versiones enfrentadas

La madre solicitó consejo legal porque los hechos han dado lugar a un cruce de reproches entre esta familia de origen albanés, afincada en Zaragoza desde hace décadas, y el colegio. Porque la madre y el hermano del menor fueron al centro un día después pidiendo explicaciones.

"En presencia de la directora, la profesora nos dijo que ella no era la responsable, que tiene 500 menores a su cargo", refirió Albina, que añadió que en un momento de la conversación, su hijo afirmó «si a mi hermano le pasa algo, me muero». Pero lo cierto es que la versión del centro dista mucho. Un día después, de nuevo a la salida, la profesora llamó al joven y, en presencia de la Policía, le entregó un escrito y le hizo firmar un acuse de recibo.

"El equipo directivo ha decidido comunicar a la familia que tras las agresiones verbales recibidas [...], así como las amenazas de muerte [...] entiende que se considera una falta grave de convivencia y que las amenazas pueden tener consecuencias legales […] que en principio no vamos a tomar […] pero le informamos de que es una actitud que no vamos a tolerar", dice el documento, que además afirma que el joven ya ha tenido este comportamiento antes.

"Nosotros solo queremos denunciar que llegamos 10 minutos tarde a por mi hijo y el colegio había dejado que se fuera con un desconocido. Queremos que ninguna familia pase la misma angustia", sostiene Albina. Por su parte, fuentes del departamento de Educación de la DGA señalaron ayer que los docentes del centro de La Almozara se quedan esperando "el tiempo que sea necesario" junto a los niños a los que sus responsables no han llegado a recoger a la hora fijada y recordaron que cada centro elabora cada curso el protocolos de recogida una vez finalizadas las clases.

Etiquetas
Comentarios