Despliega el menú
Zaragoza

Santisteve presenta hoy un presupuesto de 753 millones entre críticas de PSOE y CHA

Socialistas y nacionalistas ven más difícil el pacto por no haber habido negociación previa. ZEC quiere invertir 65,5 millones en 2018, un 21% de aumento.

El alcalde, Pedro Santisteve, junto al portavoz del PSOE, Carlos Pérez Anadón, el pasado mes de septiembre.
El alcalde, Pedro Santisteve, junto al portavoz del PSOE, Carlos Pérez Anadón, el pasado mes de septiembre.
Oliver Duch

En un clima de crisis entre los grupos de izquierdas, el gobierno de ZEC aprobará inicialmente este viernes el presupuesto de 2018, que prevé un aumento del gasto global del 4% hasta alcanzar los 753 millones de euros. Lo hará sin garantías de que su proyecto económico salga adelante en el pleno municipal, dado que no ha habido una negociación previa con PSOE y CHA, que han elevado el tono de sus críticas.

Fuentes del gobierno de Zaragoza adelantaron que el aumento presupuestario se destinará a elevar el gasto corriente un 5%, mientras que la inversión crece un 21%, hasta los 65,5 millones. Es una cifra que pese a la subida sigue siendo baja si se compara con los números que se manejaban hace una década. Desde ZEC no han facilitado más cifras, a la espera de la presentación.

El gobierno insistió en que los niveles de endeudamiento descenderán hasta el 100% en diciembre, frente al 124% de 2015, aunque el próximo ejercicio está previsto recurrir a la deuda bancaria, por primera vez en siete años. El presupuesto prevé 8 millones de ingresos procedentes de la DGA, por la aplicación de la ley de capitalidad.

Las prisas de ZEC

Pero la clave está en las opciones de que la izquierda alcance un pacto. "Hay sintonía sobre el modelo de ciudad con PSOE y CHA, hay que hablar de concretarlo en ese apoyo a los presupuestos. Presentarán sus enmiendas, habrá debate, habrá negociación y confío que se aprueben a la mayor brevedad", dijo el alcalde, Pedro Santisteve.

A pesar de que ZEC aprobó inicialmente las cuentas de 2017 el 19 de diciembre de 2016, Santisteve achacó a una cuestión de plazos la decisión de presentar ahora los presupuestos, sin contar con los socios. De hecho, ni siquiera a última hora ha habido contactos formales de ZEC con PSOE y CHA y no se les ha avanzado ningún dato, ni siquiera por cortesía.

Pese a todo, Santisteve se mostró seguro de que habrá acuerdo, también con los socialistas, con los que las relaciones son especialmente malas. "Confío en que el PSOE esté receptivo, no creo que quiera bloquear mejoras para la ciudad. No acierto a comprender en dónde puede haber escollos, más allá de luchas intestinas y desgastes políticos", declaró el alcalde.

La situación es completamente distinta a la del presupuesto autonómico. A diferencia de ZEC, el Ejecutivo PSOE-CHA sí inicia este viernes conversaciones con Podemos e IU antes de aprobar las cuentas. Es más, en las negociaciones de las cuentas de la DGA va a participar el jefe de gabinete del alcalde, Iván Andrés, en representación de Podemos.

El PSOE lamentó la posición del gobierno y rechazó la acusación de ZEC de que los socialistas no atienden las llamadas para negociar. De hecho, el concejal socialista Javier Trívez aseguró que es "totalmente mentira" que no se haya puesto al teléfono. "No quieren que haya acuerdo. Llevan el presupuesto sin hablar y después de tomarnos el pelo todo el año. En lugar de un guiño, nos echan un pulso, no lo entiendo", dijo Trívez, que recordó los incumplimientos de los pactos presupuestarios en 2017 por parte de ZEC. No obstante, pese a la situación crítica, el edil no quiso cerrar la puerta a que al final haya entendimiento.

"Es una decisión en caliente"

También fue crítico Carmelo Asensio, de CHA, que contrapuso la actitud del gobierno local con la del Ejecutivo autonómico. "Si no hay negociación previa es difícil llegar a un acuerdo. La buena sintonía en la DGA se puede complicar por esta decisión en caliente", afirmó. El edil nacionalista lamentó que ZEC "quiera jugárselo todo a las enmiendas", fase en la que hay un margen menor para la oposición a la hora de hacer cambios en las cuentas.

Etiquetas
Comentarios