Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Los médicos de familia piden más incentivos para trabajar en el medio rural

Los profesionales reclaman que se facilite la formación y se mejoren los baremos para la promoción interna y para acceder a la bolsa de trabajo.

Una de las mesas redondas del encuentro nacional celebrado este sábado en el Colegio de Médicos de Zaragoza
Una de las mesas redondas del encuentro nacional celebrado este sábado en el Colegio de Médicos de Zaragoza
Francisco Jiménez.

Los médicos rurales son cruciales para garantizar que la cobertura sanitaria llegue a toda la población aragonesa aunque la realidad constata que hay serios problemas para cubrir determinadas plazas de especialistas que acaban quedándose desiertas.

Ante esta situación, este colectivo profesional reclama al Gobierno aragonés más incentivos para que estos puestos en consultas muy pequeñas y alejadas entre sí resulten atractivos. Estas pasarían, entre otras cuestiones, por facilitar la formación y mejorar los baremos de cara a la promoción interna y para acceder a la bolsa de trabajo.

Así lo ha asegurado este sábado el presidente de la Sociedad Aragonesa de Medicina Familiar Comunitaria (Samfyc), Luis Miguel García Paricio, con motivo de la celebración en Zaragoza del segundo encuentro anual sobre medicina de familia rural, en el que participan 120 galenos de toda España.

Un ejemplo de la falta de especialistas en los pueblos es la situación que estos días viven los vecinos del Maestrazgo que se van a movilizar por el recorte de consultas en varios pueblos. La falta de médicos deja a tres pedanías de Catellote sin servicio y también se producen reducciones en otras cinco consultas: Ladruñan, Abenfigo, Seno, Bordón y Cuevas de Cañarts.

La comunidad aragonesa cuenta con una media de 8,8 médicos de familia para cada 10.000 habitantes, 1,2 puntos por encima de la media española (7,6 por 10.000), aunque los de la media europea, que se sitúa en los 9,7.

Acerca de la medida del Ejecutivo autonómico de retrasar la jubilación hasta los 67 años, de la que ha hablado el consejero de Sanidad de Aragón Sebastián Celaya en este mismo foro, García Paricio ha señalado que esta ampliación de la vida laboral para cubrir algunos huecos “no se puede generalizar” y que puede convertirse en un “apaño” que no solucione de verdad la problemática.

“Con 67 años hay especialistas que a lo mejor no están con capacidad para ver a 30 pacientes al día, pero sí de transmitir una experiencia y reconducirle hacia la formación”, ha explicado.

Sobre el uso de las nuevas tecnologías aplicadas en beneficio tanto del paciente como del profesional, el presidente de la Sociedad Aragonesa de Medicina Familiar ha opinado que se encuentra en una “situación incipiente, como cuando comenzó internet”.

García Paricio también ha abogado por facilitar que los residentes extracomunitarios, que cursan en España la especialidad y acaban el MIR (Médico Interno Residente), se queden aquí a desarrollar su carrera profesional, ya que ahora requieren un contrato de un año, algo muy difícil de conseguir en estos momentos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión