Despliega el menú
Zaragoza

La Policía repliega a 75 agentes de Cataluña para reforzar el dispositivo de las fiestas del Pilar

Interior reubicará en Zaragoza a dos grupos de la UPR de Madrid y funcionarios de la Brigada Móvil. Medio centenar de antidisturbios de una UIP aún sin determinar se sumarán también al operativo.

Una furgoneta y dos agentes de la UPR, en la calle de Alfonso I de Zaragoza.
Una furgoneta y dos agentes de la UPR, en la calle de Alfonso I de Zaragoza.
Toni Galán

La Dirección General de la Policía va a aprovechar la reubicación en la provincia de Zaragoza de algunos de los agentes actualmente desplegados en Cataluña para reforzar el dispositivo de seguridad de las próximas fiestas del Pilar, que comienzan este sábado, 7 de octubre. A los alrededor de 75 policías que llegarán de la comunidad vecina se sumará medio centenar de antidisturbios de una Unidad de Intervención de Policía (UIP) aún sin determinar, que tendrán como principal objetivo garantizar la seguridad en los actos de mayor concentración de público: el pregón, la Ofrenda de Flores, el Rosario de Cristal y los fuegos artificiales del río Ebro.

Según fuentes consultadas por HERALDO, los primeros en replegarse desde sus destinos en Cataluña han sido unos 25 agentes de la Brigada Móvil, que llegaron ya este miércoles a Zaragoza. Su cometido prioritario será controlar la llegada y salida de pasajeros en la estación intermodal de Delicias. Tanto Renfe como las compañías de autobuses refuerzan estos días sus servicios, lo que obliga también a la Jefatura Superior de Policía de Aragón a incrementar su presencia en estos lugares para hacer identificaciones y controles aleatorios.

Para reforzar la presencia policial en las calles de la capital durante los Pilares, la Dirección General de la Policía ha decidido recurrir a dos grupos de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de Madrid que estaban prestando servicio en Cataluña. Los ‘bronces’ –como popularmente se les conoce– desplazados a Zaragoza serán alrededor de medio centenar y se encargarán de cubrir las grandes concentraciones de gente. Porque si los actos masivos son siempre de por sí motivo de preocupación, esta se ha incrementado tras los atentados yihadistas del pasado verano en Barcelona y Cambrils.

La Jefatura Superior de Aragón cuenta con dos grupos propios de UPR –los ‘pegasos’–, pero ambos están desplazados desde mediados de septiembre en Lérida y Tarragona. El hecho de que sean compañeros de Madrid y no los destinados de forma permanente en Zaragoza los que refuercen el dispositivo del Pilar obedece simplemente a una cuestión logística. Las fiestas hubieran sido una buena ocasión para traer a los funcionarios aragoneses a trabajar a casa, ya que conocen mejor la ciudad y se han encargado siempre de la seguridad de las fiestas. Sin embargo, se ha decidido recurrir a los ‘bronces’ porque se necesitaba buscarles una reubicación fuera de Cataluña. De hecho, tras dejar esta comunidad serán alojados en un municipio próximo a la capital.

El refuerzo de las fiestas lo completarán otros 50 agentes de una UIP cuya procedencia todavía está por confirmar (la mayoría de estas unidades están también ahora trabajando en Cataluña). Lo que en principio parece descartado es que se recurra a la UIP de Zaragoza, puesto que esta tiene sus dos grupos, con casi cien integrantes, desplegados en la provincia de Tarragona. Tan solo ha dejado aquí a un par de compañeros para encargarse de las labores de oficina. El equipo de antidisturbios que venga para el Pilar trabajará de forma coordinada con los grupos de la UPR en los principales escenarios del Pilar. Serán ellos quienes se encarguen también de montar los habituales controles preventivos en las entradas y salidas de la ciudad.

Los agentes salen de la oficina

Según fuentes policiales, estas serán una fiestas especialmente sensibles en materia de seguridad, ya que estarán condicionadas por situaciones extraordinarias como el conflicto de Cataluña y la amenaza terrorista de los yihadistas. No hay que olvidar que, tras los atentados de Barcelona y Cambrils, España se encuentra en un nivel de alerta 4 reforzado. En cualquier caso, se quiere mandar un mensaje de tranquilidad a los ciudadanos, puesto que los mandos entienden que este refuerzo que ahora llega permitirá garantizar la seguridad durante los festejos de la próxima semana.

Desde la Jefatura Superior de Aragón recuerdan también que se han suspendido todos los permisos y vacaciones para poder contar con el mayor número posible de agentes. Del mismo modo, funcionarios que habitualmente hacen labores de oficina en las distintas comisarías de la capital están reforzando estos días a los compañeros de seguridad ciudadana para cubrir en la calle las vacantes que han dejado quienes ahora están fuera de Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios