Despliega el menú
Zaragoza

El juicio del caso Cordón será el 20-N y reunirá a la cúpula de los Grapo

Pilar Muro, la viuda del empresario, y la mujer que alquiló el chalé de Lyon donde estuvo cautivo serán testigos.

María Victoria Gómez Méndez  está acusada de estafa, detención ilegal con exigencia de rescate y homicidio por omisión. Le piden  una pena de 37 años y 10 meses.
María Victoria Gómez Méndez está acusada de estafa, detención ilegal con exigencia de rescate y homicidio por omisión. Le piden una pena de 37 años y 10 meses.
EFE

El tercer juicio por el secuestro de Publio Cordón se celebrará el próximo 20 de noviembre y reunirá en la sede histórica de la Audiencia Nacional, en la calle de Génova, a la cúpula de la banda terrorista Grapo. El empresario fue sorprendido por los grapos en el canal Imperial de Zaragoza el 27 de junio de 1995 y lo trasladaron hasta Lyon (Francia), donde falleció tres semanas después al intentar escapar por una ventana del chalé donde estaba cautivo. Además de los dos acusados, José Antonio Ramón Teijelo y María Victoria Gómez Méndez, están citados como testigos por el fiscal y la acusación particular los históricos grapos Fernando Silva Sande, que está preso, y Enrique Cuadra Echeandía y Concepción González, que cumplieron 27 años de cárcel por el secuestro y quedaron libres.

La declaración del arrepentido Fernando Silva Sande, que fue condenado a 27 años por el secuestro en el segundo juicio celebrado en 2006, sirvió para reabrir la investigación de la Guardia Civil y la búsqueda del cadáver de Cordón en Mont Ventoux desde 2009, aunque no se ha encontrado. Silva custodiaba el empresario junto a los dos acusados en el chalé de Lyon y cuando murió Cordón lo trasladaron hasta la región de Provenza, donde cavaron una fosa y lo enterraron.

Los grapos Enrique Cuadra Echeandía y Concepción González, que fueron juzgados en el primer juicio de 1998, participaron en la captura del empresario. Cuadra intervino en el cobro del rescate con Silva Sande en París.

Asimismo, están citados a declarar como testigos la viuda del empresario, Pilar Muro, y el abogado de la familia José Ramón Rubio Laporta. Para la viuda y sus hijas, el Ministerio fiscal reclama a los acusados la devolución de 400 millones de pesetas que la familia pagó a los Grapo como rescate el 9 de agosto de 1995 en París pese a que el empresario ya había fallecido una semana antes.

También se ha llamado a declarar a la casera francesa Julienne Galibert, que alquiló el chalé en la Rue de la Batterie número 5, del barrio de Bron (Lyon), a los dos terroristas de los Grapo acusados, que se hicieron pasar por unos profesores españoles. Aunque lo arrendaron para un año, desde junio de 1995, al mes lo abandonaron. Asimismo, se escuchará en el juicio al ciudadano español José Luis Monforte Andreu, cuyo DNI fue utilizado por el acusado José Antonio Ramón Teijelo para simular su identidad.

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha aceptado también la petición del abogado defensor de Teijelo, que reclamó que un perito pueda realizar una prueba anticipada sobre la caligrafía de la letra hallada en el armario que había en el zulo y compararla con la de las cartas que envió Cordón a la familia en las tres semanas del cautiverio. Este calígrafo tiene que entregar su informe quince días antes del juicio a todas las partes.

Así se podrá comparar con otro que hizo un perito reclamado por el Juzgado Central de Instrucción 3 de la Audiencia Nacional en el que señaló que la letra hallada en el armario con los días transcurridos del secuestro era de Cordón.

Etiquetas
Comentarios