Zaragoza
Suscríbete por 1€

Un camión se salta un semáforo en rojo, golpea al tranvía y lo hace descarrilar en el Actur

Es la segunda vez en 28 días que un vehículo saca de las vías un convoy del Urbos 3. En el accidente no hubo heridos.

Por segunda vez en menos de un mes, un convoy del tranvía de Zaragoza descarriló en el Actur a causa de un accidente de tráfico. En esta ocasión, las consecuencias tanto personales como materiales fueron menos importantes que en el siniestro registrado el 28 de julio en Valdespartera, cuando el tranvía recorrió casi 30 metros fuera de las vías. Aun así, el servicio estuvo interrumpido durante cuatro horas y veinte minutos entre la parada del Campus Río Ebro y la de Adolfo Aznar y Legaz Lacambra, trayecto que los usuarios pudieron hacer en autobús, según explicaron fuentes de la empresa Los Tranvías de Zaragoza.

El accidente se produjo a las 13.20, cuando un camionero que conducía una cabeza tractora no respetó un semáforo en rojo que le obligaba a detenerse en la calle de Gertrudis Gómez de Avellaneda antes de girar a la derecha para acceder a Margarita Xirgú, punto en el que se invade la vía del tranvía. En ese momento, un convoy circulaba en dirección al centro de la ciudad y el camión lo golpeó en el frontal izquierdo sacándolo de sus raíles y desplazándolo unos cuatro metros hacia la derecha. Afortunadamente, ni los pasajeros ni los conductores sufrieron lesiones y los daños fueron solo materiales.

Vuelven a encarrilar el tranvia

Empleados de la empresa del tranvía estuvieron trabajando en la zona durante más de cuatro horas, hasta que el convoy fue colocado de nuevo en las vías y trasladado a cocheras para ser reparado. La Policía Local, mientras, reguló el tráfico en ese punto del Actur.

Los chóferes de ambos vehículos dieron negativo en las pruebas de alcoholemia, según fuentes de la Policía Local, por lo que se baraja que la causa del percance fuera un despiste del camionero, que conducía un vehículo con matrícula extranjera.

El alcohol sí que estuvo detrás del accidente registrado el 28 de julio en Valdespartera. A las 6.45, un joven de 21 años, Ignacio G. A., circulaba totalmente borracho (dio una tasa de 0,91 mg/l), se saltó un semáforo en rojo en el cruce entre la avenida del Séptimo Arte y la calle de Cantando Bajo la Lluvia y embistió al tranvía con tal fuerza que circuló casi 30 metros fuera de los raíles y lo dejó al punto de volcar en un desnivel. El resultado: dos heridos (los conductores de ambos vehículos) y daños materiales superiores a 300.000 euros. Ignacio G. A. fue juzgado cuatro días después y condenado a 1.000 euros de multa y 20 meses de retirada del carné.

Con la de este jueves, son tres veces las que el tranvía ha descarrilado desde que se puso en marcha en 2010. La primera fue en diciembre de 2013, también en Valdespartera y a consecuencia de la colisión de un turismo que no respetó un semáforo en rojo.

El peor mes desde 2010

A pesar de que el siniestro de este jueves no tuvo consecuencias graves, este mes de agosto lleva visos de convertirse en el peor en registros de accidentes en los que se ha visto involucrado un tranvía. El pasado 14 de agosto, José Luis G. C., de 85 años, murió al ser atropellado en la plaza de Aragón al no percatarse de que llegaba un convoy. Horas después, un ambulancia colisionaba con un Urbos 3 en Valdespartera y la paciente que transportaba, que regresaba a casa tras una sesión de diálisis, resultaba herida grave y fallecía tres días después.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión