Despliega el menú
Zaragoza

"Ya que Ana se nos ha ido, al menos que los otros se salven"

Amigos y familiares de Ana Suárez, asesinada por los yihadistas en Cambrils, lamentan su pérdida.

Agentes de los Mossos d'Esquadra examinan el vehículo Audi A3 donde iban los cinco terroristas, en el paseo marítimo de Cambrils.
Agentes de los Mossos d'Esquadra examinaban este viernes el vehículo donde iban los cinco terroristas, en el paseo marítimo de Cambrils.
L. Llené/Afp

Los familiares y allegados de Ana María Suárez, la aragonesa que murió en el ataque terrorista de Cambrils (Tarragona), están "destrozados" por la tragedia, a la vez que "pendientes" del estado de los dos familiares que la acompañaban: "Ya que Ana se nos ha ido, al menos que los otros se puedan salvar".

Ana María Suárez, residente en Zaragoza, falleció este viernes después de ser atropellada por un vehículo y posteriormente apuñalada por los terroristas mientras caminaba por el paseo marítimo de Cambrils junto a su marido Roque Oriol y su hermana Alicia Suárez, que resultaron heridos, explica María del Barrio, allegada de la familia.

Los tres estaban celebrando el cumpleaños de Roque, que había sido el 16 de agosto, el día del Santo, y cuya celebración habían pospuesto para el día siguiente debido al partido de fútbol de la Supercopa Real Madrid-Barcelona, afirma.

Como consecuencia del ataque, registrado en la noche del jueves al viernes, la mujer falleció este viernes en el Hospital Joan XXIII de Tarragona, mientras que su marido y hermana resultaron heridos de gravedad y fueron ingresados en la UCI en sendos centros hospitalarios de la provincia de Tarragona, afirma.

"Roque es hermano de mi tío y tengo mucha amistad con ellos. Son como de la familia", explica María del Barrio, quien es vecina de Morata de Jalón, un pueblo de 1.200 habitantes, del que es oriundo Roque Oriol, quien solía visitarlo con frecuencia con su esposa.

El matrimonio no tenía hijos y residía en Zaragoza, explica Del Barrio, quien de momento desconoce la fecha exacta del entierro de la mujer, ya que tienen que "hacer mucho papeleo".

La familia, como tantos aragoneses, tiene un apartamento desde hacía años en Cambrils (Tarragona), una localidad costera a la que iban "a menudo". Ella había tenido una enfermedad grave hacía dos años y la había superado. "Estábamos muy contentos porque estaba bien otra vez", comenta.

"La verdad es que me ha costado mis lloros. No me lo podía creer", explica María del Barrio, que se refiere a la fallecida como "una persona muy buena y cariñosa". La hermana de la fallecida, Alicia, "es igual", afirma del Barrio, que asegura que en el pueblo están consternados y que "se habla mucho" de la tragedia y del "por qué ha tenido que ocurrir".

Por su parte, la alcaldesa de Morata de Jalón, Cristina Andrés, ha lamentado este suceso. "No hay derecho. Esto es muy triste". En Morata de Jalón, al igual que en el resto de los municipios de España, se mantuvieron este viernes cinco minutos de silencio por los atentados de Barcelona y Cambrils. Según informó este viernes el Gobierno de Aragón, entre las víctimas del atentando de Cambrils se encuentran cuatro aragoneses.

Etiquetas
Comentarios