Despliega el menú
Zaragoza

La DPZ da vía libre a las obras para convertir en carretera el camino de Anento a Báguena

Los vecinos tienen que transitar ahora por una estrecha rambla de tierra cuando se desplazan al médico o al colegio.

Rambla actual.
La DPZ conectará Anento con Báguena para dar salida a los vecinos por la N-234
DPZ

Los vecinos de Anento que se desplazan a la provincia turolense para ir al médico en Báguena o al colegio e instituto en Calamocha tienen que transitar por una estrecha rambla de tierra que se inunda cuando llueve. La Diputación de Zaragoza aprobó ayer la construcción de una carretera, que sustituirá al camino actual, una obra que se viene reivindicando en el pueblo desde hace más de 30 años.

En la sesión extraordinaria celebrada ayer por la mañana en la institución provincial, y que sustituye al pleno ordinario del mes de agosto, todos los grupos apoyaron el proyecto de la nueva carretera que conectará Anento y el municipio turolense de Báguena. El presidente de la DPZ, Juan Antonio Sánchez Quero, explicó que Anento, en la comarca de Campo de Daroca, "queda aislado cuando llueve" porque el acceso es por una rambla. Hay que llevar a cabo esta actuación para mejorar esta vía, que se encuentra en malas condiciones, dijo.

De hecho, Anento y Báguena están unidos por un camino sin pavimentar de cuatro kilómetros de los que algo más de la mitad corresponden a la provincia de Zaragoza. El vial transita por una rambla, con los problemas que eso provoca en caso de fuertes tormentas. Además, solo tiene cuatro metros de anchura, lo que dificulta en paso de dos vehículos, y en muchos puntos los árboles impiden una adecuada visibilidad, explicaron fuentes de la DPZ.

En este sentido, según recordaron, el Ayuntamiento había solicitado desde hace años una carretera que permitiera transitar con la suficiente garantía de seguridad, y que conecte además el eje de la autovía A-23 con el de la N-234. La nueva vía aprobada en pleno tendrá una anchura de siete metros y discurrirá entre el casco urbano de Anento y el límite provincial, donde enlazará con el tramo de camino acondicionado por la Diputación de Teruel en 2011. Las obras saldrán a concurso por 738.000 euros con un plazo de ejecución de seis meses y está previsto que se inicien el año que viene. Esta es la fecha que se baraja también para hacer realidad otro proyecto aprobado ayer en la sesión extraordinaria: la variante de Torrehermosa en la carretera provincial CV-937, que conecta Monreal de Ariza y Alconchel de Ariza. El desvío del tráfico en este pequeño pueblo de la Comunidad de Calatayud permitirá sacar así todos los vehículos que atraviesan el casco urbano.

Ahora, la travesía de la CV-937 a su paso por Torrehermosa presenta puntos en la que las edificaciones colindantes producen estrechamientos, dificultando así tanto el paso de dos vehículos como el tránsito de camiones articulados. Por eso es necesario habilitar una variante que garantice la seguridad tanto del tráfico como de los peatones. La actuación consistirá en construir una circunvalación de 2,2 kilómetros con un carril en cada sentido y siete metros de anchura. Las obras de la variante saldrán a concurso por 882.000 euros con un plazo de ejecución de nueve meses.

Etiquetas
Comentarios