Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

El Ayuntamiento no da respuesta a la falta de 261 policías y comienza a desmantelar la UAPO

El borrador de ZEC para reestructurar el Cuerpo apuesta por la proximidad y reduce a 3 los sectores. El Gobierno municipal creará una unidad de mediación y señala que está abierto a aportaciones.

Un agente de la Policía Local, en el paseo de la Independencia.
Un agente de la Policía Local, en el paseo de la Independencia.
José Miguel Marco

Dos años después de llegar al Ayuntamiento, el equipo de gobierno de ZEC cuenta al fin con una propuesta de reestructuración de la Policía Local. Entre sus principales medidas, destaca la creación de una unidad de mediación, la apuesta por un modelo de proximidad, la reducción del número de sectores –pasan de cinco a tres– y el inicio del desmantelamiento de la UAPO. La concejal delegada del área, Elena Giner, hizo ayer un paréntesis en su permiso maternal para presentar el borrador al resto de grupos políticos.

Un documento que, según su sustituta, la vicealcaldesa Luisa Broto, "recoge el nuevo modelo policial" por el que han apostado, pero que está abierto a nuevas aportaciones, por lo que se seguirá trabajando en él a partir del mes de septiembre. Sin embargo, algunas medidas parecen innegociables, ya que de hecho está previsto que se pongan en marcha antes de esa fecha. Así, se darán los primeros pasos hacia un modelo de "proximidad estratégica", entendida como "mayor coordinación con los agentes sociales y el territorio". Para ello se llevará a cabo una prueba piloto después del verano en un barrio todavía por determinar con un equipo de cinco agentes que recibirán formación específica.

Además, se creará una unidad de mediación, compuesta por doce agentes, que intervendrán en conflictos ciudadanos "siempre y cuando exista voluntariedad entre las partes" y de forma "confidencial, neutral e imparcial", recoge la propuesta. Para ello, los encargados de esta labor también serán instruidos mediante un convenio con la Universidad de Zaragoza.

En cuanto a la Unidad de Apoyo Operativo (UAPO), y dando respuesta al programa electoral de ZEC que apostaba por su disolución, el equipo de Gobierno iniciará el desmantelamiento de la unidad, que se integrará en una nueva de "refuerzo flexible". Los agentes conservarán el calendario y las condiciones laborales actuales, pero sus funciones pasarán por reforzar a otros servicios, volverán a utilizar el uniforme del resto de unidades y serán destinados al "patrullaje a pie y en parejas" para cumplir funciones de "prevención y proximidad".

El equipo de Gobierno busca así diluir la presencia de la UAPO en la ciudad –no aclara qué hará con las furgonetas que utilizaban hasta ahora­–, pero sin dejar de contar con la importante labor que realizan sus agentes a la hora de cubrir servicios, dadas las carencias de plantilla.

Precisamente el déficit de más de 261 agentes que sufre la Policía Local de la ciudad tras una década sin crear nuevas plazas ha llevado a modificar la distribución por sectores de Zaragoza. Ahora pasarán de ser cinco a tres (norte, centro y sur), con la intención de redistribuir los mandos, una de las principales carencias de la plantilla.

Adiós a los caballos

El documento elaborado por ZEC no aclara las dudas en cuanto al calendario laboral ni resuelve los problemas de los intendentes a la hora de cuadrar los turnos por la falta de efectivos. Pero desde el Consistorio insisten en que se trata de un primer borrador, que será desarrollado de la mano del resto de fuerzas políticas y sindicales. Es el resultado de una labor "de largo recorrido y que a partir de septiembre vamos a seguir trabajando", señaló Broto.

No obstante, los 36 folios presentados por el equipo de gobierno incluyen un buen número de medidas adicionales. Por ejemplo, se elimina la unidad de caballería, compuesta por doce agentes que serán reubicados, y que participaba en actos protocolarios como las procesiones de Semana Santa. También se refuerza la Oficina de Atención al Ciudadano, para mejorar la comunicación con los vecinos de la ciudad, y se creará un comité de ética, como un "espacio que permita prevenir y mejorar las actuaciones policiales".

Por otro lado, el Ayuntamiento ha presentado la candidatura para el programa europeo ‘Just and Safer cities for all’ que desarrolla tácticas policiales para la prevención del discurso y los delitos de odio. Igualmente se establece la creación de enlaces ciudadanos para mantener una relación "fluida" con los vecinos y se establecerán protocolos de colaboración en la atención domiciliaria a personas dependientes.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión