Zaragoza
Suscríbete por 1€

Luz verde al futuro museo de momias de Quinto, que podría abrir en seis meses

El Ayuntamiento ha conseguido fondos europeos para construir las urnas y adecuar el espacio expositivo.

Obras en el interior del Piquete de Quinto.
Luz verde al futuro museo de momias de Quinto, que podría abrir en seis meses
Ayuntamiento de Quinto

El Ayuntamiento de Quinto podrá acometer las actuaciones necesarias para que el proyecto del futuro museo dedicado a las momias se convierta en realidad gracias a una ayuda procedente de fondos europeos. La aportación de 56.000 € costeará la construcción de las urnas y la adecuación del espacio expositivo para transformar el interior del Piquete (la antigua iglesia de Nuestra Señora de la Asunción) en un centro único en todo el país.

El alcalde de Quinto, Jesús Morales, mostró su satisfacción porque la subvención concedida posibilitará la puesta en marcha del museo que, si todo avanza según lo previsto, podría abrir "a finales de año o durante los primeros meses de 2018". El coste total del proyecto ronda los 70.000 euros. De esta cantidad, el grupo de acción local Cedemar, que gestiona los fondos europeos en la Ribera Baja del Ebro y en el Bajo Aragón-Caspe, aportará el 80%, mientras que el 20% restante (14.000 euros) será asumido por el Consistorio.

El siguiente paso será licitar la construcción de las urnas que albergarán las momias, adquirir el mobiliario del museo y hacer paneles expositivos que ofrezcan información de los restos. Un espacio se destinará a la sala de proyecciones y además, se instalarán más de 200 sillas para que el edificio albergue distintas propuestas culturales.

Trabajos de restauración

En estos momentos se ejecutan las obras de la fase número 13 de rehabilitación del Piquete, gracias a una subvención de la DPZ. Entre otras actuaciones, se rellena el suelo (levantado tras las campañas de excavación arqueológica que se han llevado a cabo), se construyen aseos y se mejora la instalación eléctrica. Parte del pavimento se cubrirá con unos cristales para observar el subsuelo. Los trabajos de reforma de este singular espacio de Quinto comenzaron en 1983. La actual intervención, sin embargo, no será la última, ya que el Ayuntamiento prevé continuar con la excavación de la capilla de Santa Ana, que supera los 100 metros cuadrados.

En esta fase se está trabajando en la nave central de la antigua iglesia y permitirá reabrir el edificio después del verano. La intención es que en octubre el inmueble pueda acoger distintos actos de manera que será "por fin utilizado", aseguró el regidor.

Un equipo de restauradoras trabaja estos días en la consolidación de nueve momias, del conjunto de enterramientos de cuerpos que aparecieron en 2011 en el Piquete, y que datan de finales del siglo XVIII y principios del XIX. Seis se restauraron hace unos meses, por lo que ahora ya hay 15 a la espera de ser expuestas. Las momias se guardan envueltas en plásticos especiales y conservan sus ropas, hábitos, tocados y calzado.

Los restos se expondrán en el que será un centro pionero a nivel nacional y que abordará el fenómeno de momificación natural. Tras ser descubiertos, los cuerpos se depositaron en una pequeña capilla que garantizaba las condiciones de humedad y temperatura similares a su emplazamiento original, y allí permanecieron hasta abril de 2015. Durante las fiestas patronales, el Ayuntamiento organizó una exposición para mostrar estos cuerpos, ya restaurados, que despertó una gran expectación.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión