Despliega el menú
Zaragoza

Tres años de cárcel para un hombre que mantenía una plantación de marihuana, con 716 plantas

La finca se mantenía, además, con una toma de suministro eléctrico ilegal.

La Audiencia Provincial de Zaragoza ha condenado a Iván Eric T.S., de 40 años y vecino de la capital aragonesa, a tres años de cárcel por un delito contra la salud pública, ya que tenía en una nave de la familia una plantación de marihuana que mantenía además con una toma de suministro eléctrico ilegal.

Se le ha impuesto también el pago de una multa de 18.000 euros y en concepto de responsabilidad civil deberá abonar a Endesa 17.103,99 euros, así como las costas procesales.

En la sentencia de declaran probados los hechos de conformidad de las partes.

Las investigaciones de la Guardia Civil sobre este caso comenzaron a finales de 2016 cuando se comprobó que de una finca ubicada en Garrapinillos (Zaragoza) y que era frecuentada por el acusado, hijo de la propietaria, emanaba un fuerte olor a marihuana.

En el registro de la finca, el 1 de diciembre de 2016, se comprobó que esta albergaba un invernadero con una plantación de marihuana, con 716 plantas en diferentes procesos de crecimiento, perfectamente equipada con ventiladores, sistema de riego por goteo, aire acondicionado, dos estaciones meteorológicas y térmo-hidrómetro.

Las plantas, una vez superado el proceso de secado, hubieran supuesto un peso de 11 kilogramos de cannabis y podrían haber alcanzado un valor en el mercado negro de 10.000 euros.

Además, se localizaron teléfonos móviles, anotaciones manuscritas, productos químicos para el cuidado de las plantas, básculas y picadoras para la droga y elementos de protección personal para el cuidado de las plantas.

La finca disponía de medidas de seguridad con sensores de movimiento y cámaras de vídeovigilancia y tenía las ventanas tapiadas.

En el momento en el que los agentes entraron a la finca comprobaron que pese a no tener contador ni estar dada de alta en el suministro eléctrico, disponía de éste. La finca tenía una conexión directa desde la línea general de alimentación hasta el interior de la parcela, calculándose el coste del fraude a Endesa en 17.103,99 euros.

El acusado, en el momento de los hechos, tenía levemente mermadas sus facultades como consecuencia de su adicción a las drogas.

Etiquetas
Comentarios