Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La carretera de Pastriz sale a concurso, pero Movera seguirá siendo un cuello de botella

La DPZ licita la ampliación de la parte más peligrosa de esta vía, pero la travesía del barrio rural quedará pendiente.

La ampliación de la carretera de Pastriz dará seguridad a esta vía, una reivindicación histórica para la localidad. Sin embargo, la travesía del barrio rural de Movera seguirá siendo un cuello de botella que quedará pendiente de mejora para quienes se desplazan a diario entre Pastriz y la capital aragonesa.

Fuentes de la Diputación de Zaragoza explicaron ayer que los trabajos para arreglar la CV-314 han salido a concurso por 1,6 millones de euros. La licitación se ha publicado en el Boletín Provincial y las empresas interesadas pueden presentar sus ofertas hasta el próximo 12 de junio. Según concretaron, las obras empezarán este mismo año y se han licitado con un plazo de ejecución de ocho meses.

El alcalde, Miguel Ángel Guiu (Ganar Pastriz), se mostró satisfecho con la noticia y agradecido con la DPZ: "Supondrá una mejora importante que se llevaba muchos años esperando. Aunque tenemos el problema de que no se deja de pasar por Movera, que es un cuello de botella". El arreglo de la carretera beneficia a los 2,7 kilómetros de vía que van desde el casco urbano de Pastriz hasta el centro deportivo.

La DPZ es propietaria de toda la carretera, hasta la rotonda de la Z-40 con la N-II. De hecho, en su día hubo una iniciativa para ceder el tramo que discurre por el barrio rural de Movera al Ayuntamiento de Zaragoza, pero no prosperó. Fuentes de la DPZ concretaron que la parte que se arregla es la que está peor, ya que en el resto se actuó hace años haciendo un andador para peatones y bicicletas.

"En el tramo donde se va a actuar, la carretera carece de arcenes, los carriles son estrechos y a los dos lados de la vía hay numerosos obstáculos que suponen un peligro para los conductores en caso de accidente", dijo el diputado delegado de Vías y Obras, Francisco Compés. Este recordó que el arreglo de esta vía es "una demanda histórica" de los vecinos.

Casi el único acceso

La CV-314 es "la única carretera como tal de acceso a la localidad", concretó el alcalde. Además de esta, que utilizan a diario quienes se desplazan a Zaragoza –hay que recordar que tanto el centro de salud como el instituto de referencia están en el barrio de Santa Isabel de la capital aragonesa–. El resto de vías que llegan hasta el casco urbano son dos caminos rurales que conectan con La Puebla de Alfindén. Precisamente, esta es una de las reivindicaciones, que estos caminos se conviertan en carretera, para que los jóvenes de Pastriz puedan acudir al instituto alfindeño –lo tienen tan cerca que casi lo ven, pero el transporte escolar no puede circular por ahí–.

La vía que conecta Pastriz y Movera es una de las que más tráfico soporta de la red de carreteras provinciales. Sin embargo, circular por ella era peligroso, más si se hacía andando o en bici, ya que no tiene arcenes. Las obras harán que la carretera tenga una anchura de seis metros con arcenes de otros dos (en un primer tramo) y con siete de anchura con arcenes de metro y medio (en el segundo).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión