Zaragoza
Suscríbete por 1€

Zaragoza registró 164 heridos en 299 accidentes en el transporte público

En el tranvía ha habido al menos 94 percances desde 2013 y en los autobuses urbanos, más de un millar. Los peatones exigen revisar los ciclos de los semáforos y la visibilidad de los pasos de cebra.

El cruce donde se ha producido el choque.
El cruce donde se ha producido el choque.
José Miguel Marco

El transporte público de Zaragoza registró en 2016 un total de 164 heridos y 299 accidentes. Son datos que sobrepasan la estadística de los últimos cuatro años, que arroja una media de 145 lesionados y 280 siniestros por ejercicio. Así se desprende del catálogo de datos abiertos del Ayuntamiento de Zaragoza, que recoge cifras de la Policía Local. Autobuses y tranvía han provocado desde 2013 al menos 1.130 incidentes. Hasta diciembre de 2016, último mes con datos oficiales, se contabilizaron 582 heridos y cuatro fallecidos (tres en el caso del bus y uno en el de los Urbos 3).

La estadística revela que, pese a los esfuerzos realizados para concienciar a conductores, ciclistas, viajeros y peatones, el número de accidentes y de heridos ha evolucionado al alza. Buses y Urbos dejaron en 2013 un total de 118 heridos. El dato aumentó en 2014 (128) y se disparó en 2015 (172), aunque cayó levemente en 2016 (164).

En el caso de la línea 1 hay que añadir sucesos como el grave atropello que dejó en estado crítico a una mujer en marzo. Ocurrió en la calle de Gertrudis Gómez de Avellaneda (a la altura del World Trade Center Zaragoza).

Hay, sobre todo, atropellos y colisiones con turismos. También hay que lamentar caídas en el interior de buses y Urbos 3.A diferencia de los autobuses, que registran incidencias en la práctica totalidad de los distritos, el trazado lineal del tranvía hace que los sucesos se concentren en puntos como el Actur, la plaza de España, Gran Vía o el paseo de Los Olvidados de Valdespartera.

En el caso del bus urbano, destacan las colisiones laterales o por alcance. Fuentes del grupo Avanza (antigua Auzsa) opinaron que la siniestralidad "no es alta" si se compara con otras ciudades tamaño similar a Zaragoza. Recalcaron, en todo caso, que los trabajadores recibirán este año cursos para mejorar la calidad de su conducción, así como que los inspectores están "siempre atentos" ante posibles contratiempos. También que la campaña ‘Imagina tu bus’ ha hecho especial hincapié en cuestiones de seguridad que han de tenerse en cuenta al subir o bajar del autobús.

Desde Los Tranvías de Zaragoza, por su parte, recalcan que la seguridad "siempre ha sido una pieza clave", y recuerdan las campañas desarrolladas con voluntarios, los miles de folletos publicados, las charlas en colegios y las acciones a pie de calle.

Colectivos como Acera Peatonal, no obstante, creen que queda mucho por hacer. "Da la sensación de que no hay un trabajo centrado en el peatón, más allá de decirle que tenga cuidado", explicó su presidente, Fernando Navarro, al tiempo que propuso fijarse en ciudades como Pontevedra, que han logrado "reducir el tráfico motorizado y la velocidad".

En su opinión, habría que adaptar los ciclos de los semáforos al envejecimiento de la población y mejorar y adecuar los pasos de peatones, que tienden a estar "muy alejados". "Los atropellos siguen siendo constantes. El Ayuntamiento podría hacer más, hay multitud de posibilidades", manifestó, y aclaró que con esto no quiere decir que los peatones sean inocentes, ya que muchas veces son ellos quienes invaden la calzada, no respetan las señales o no atienden la prioridad de paso.

El alcance de los accidentes

Según los datos municipales, 2015 fue el año que más accidentes de bus registró (292). El más trágico, no obstante, fue 2014, ya que se contabilizaron dos víctimas mortales (el primer suceso ocurrió el 29 de julio en un paso de peatones de la avenida de San José y el segundo, en noviembre, en un paseo de la avenida de Goya) a las que hay que sumar una del tranvía.

Los atropellos suelen tener consecuencias especialmente graves, no así las colisiones, que tienden a no ir más allá de daños materiales y heridas leves. Mención aparte merecen las caídas en el interior de los Urbos 3 y los buses. En noviembre, por ejemplo, varias personas tuvieron que ser trasladadas al hospital al resultar heridas en un accidente en el puente de La Almozara que implicó a un bus, un coche y una furgoneta.

Pese a variar año tras año, el número de accidentes se mantiene por encima de los 20 en el caso del tranvía y de los cien en el del bus.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión