Despliega el menú
Zaragoza

Mariano Marcén: "La DPZ se gasta demasiado dinero en la clase política"

El alcalde de Villanueva de Gállego (Zuera, 1958), de Ciudadanos, gobierna desde junio de 2015 en minoría. Dimitió como diputado provincial por las diferencias con su partido.

El alcalde de Villanueva de Gállego, el pasado lunes, en su despacho del Ayuntamiento.
Mariano Marcén: "La DPZ se gasta demasiado dinero en la clase política"
Aránzazu Navarro

Gobierna en minoría y, sin embargo, consiguió aprobar las ordenanzas y los presupuestos por unanimidad. ¿Cómo lo hace?

Poniendo todos algo de nuestra parte. Hemos incluido las propuestas del PSOE y el PP. Nos pareció que eran buenas y nos dio igual de qué partido venían. La verdad es que el 90% de los puntos se aprueban por unanimidad.

Ser padre de seis hijos y presidente del Villanueva Club de Fútbol durante 12 años le habrá dado herramientas para el consenso.

Ser presidente del Club Villanueva te enseña a relacionarte con las personas, con los padres y con los jóvenes. Todo ayuda, desde luego, aunque insisto en que, por parte de los concejales, cada uno pone su granito de arena, aunque siempre hay algún roce. Desde luego, a mi mujer y a mis hijos les agradezco su apoyo por el esfuerzo que me supone compartir la gestión del trabajo y del Ayuntamiento.

El PSOE ha denunciado recientemente la falta de información.

Creamos la Junta de Portavoces, que en un municipio menor de 5.000 habitantes no es obligatoria y aquí nunca había existido, y se hizo para informar y tener más reuniones con la corporación. Los funcionarios dicen que si atienden todas las solicitudes no tienen tiempo para realizar su trabajo.

¿Han mejorado en transparencia?

Ya en mi etapa de concejal, mi preocupación fue eliminar la sociedad urbanística para evitar sacar proyectos sin que los fiscalizara la intervención y la secretaría.

Tras años consumiendo agua embotellada, llegó el agua de Yesa, ¿cómo ha cambiado el día a día?

El agua no tiene cal, que era uno de los principales problemas. El anterior equipo, con Jesús Gayán como alcalde, pegó un importante empujón en 2014, cuando los problemas del lindano, y nosotros lo hemos acabado. Gracias al buen resultado económico de 2016, aunque el agua que nos llega ahora es más cara, no se ha repercutido en el precio que pagan los vecinos.

¿Cuál es la situación económica?

Somos uno de los ayuntamientos más endeudados de la provincia de Zaragoza, pero tenemos una deuda ordenada que cada año reducimos en 500.000 euros. En 2016, hemos terminado con un remanente de tesorería de 1.014.000 euros y eso nos permite disponer de liquidez. Si no cambia la norma del techo de gasto, que espero que se haga, tendremos que dedicar este superávit a hacer amortizaciones de deuda anticipadas.

Otra reivindicación casi histórica es el instituto y ya están trabajando en el solar. ¿Saben plazos?

Los presupuestos de la DGA están sin aprobar, pero somos optimistas. Confiamos en que cumplan el compromiso que adquirieron y entre 2017 y 2018 se construya. El Ayuntamiento gastará casi un millón de euros en modificar el plan general, ceder el solar a la DGA y urbanizar la parcela, que es en lo que estamos ahora.

Mientras, ¿cuáles son las dificultades de albergar a 200 alumnos de la sección del IES Gallicum?

Los niños ocupan unas aulas que se adaptaron en un polideportivo y que no reúnen las condiciones exigibles en un país avanzado.

¿Cómo lleva ser uno de los dos alcaldes de C’s en la provincia?

Me veo más como alcalde de un pueblo en el que intento gestionar bien los recursos y no como político. Por Ciudadanos, me he llevado algún desengaño, sobre todo en mi época de diputado provincial, pero es un partido moderado, que intenta entenderse con todos y creo que la gente de centro derecha, como yo, tenemos cabida ahí.

¿Por qué dimitió como diputado?

En C’s estamos en contra de la DPZ, comprendo que eliminarlas no se pueda conseguir, pero pensé que debíamos dar ejemplo. Preparé una moción, que me hizo retirar el partido, para que se redujeran las ayudas económicas a los grupos políticos y se fiscalizaran las cuentas y el destino de ese dinero. Tuve que dimitir y, por no meter mucho ruido, dije que lo hacía por temas personales.

En su moción criticaba también que había muchas dedicaciones exclusivas en la DPZ.

Siempre he estado a favor de los servicios que da la DPZ como intermediaria entre el Estado y los Ayuntamientos. El problema es que la DPZ se gasta demasiado dinero en la clase política. Comprendo que hay diputados que tienen que tener dedicación exclusiva y su trabajo sea remunerado, pero hay muchos en la oposición que no sé para qué la tienen.

Usted, ya siendo concejal por la Candidatura Independiente, renunció a sus dietas, ¿no?

Sí y sigo sin cobrar nada de nada. Pero que no se malinterprete, entiendo que la gente tiene que cobrar por realizar esta función. La razón por la que yo estoy aquí es porque tanto la vida como la sociedad e incluso Dios me ha dado mucho a nivel personal y profesional, y esto es una forma de compensar todo lo que yo he recibido. Creo que soy una persona muy capaz para gestionar económicamente el Ayuntamiento y por eso lo hago.

¿Cuál es el principal proyecto en el que trabajan ahora?

No son años de grandes proyectos. Hemos aumentado un 20% cada año el presupuesto que teníamos en Cultura, Educación, Juventud y Bienestar Social. Estamos adecuando el polideportivo viejo, queremos cerrar la carpa y en la calle Gómez Acebo, hacer una plaza y un parque pequeño.

Urbanizar el sector 13 es otra de las intenciones en este mandato, ¿el objetivo es atraer empresas?

Están viniendo empresas a preguntarnos, pero el Ayuntamiento ya no tiene suelo urbano industrial. Tenemos ya adjudicado el proceso de urbanización y reparcelación de ese sector. Esto tiene un presupuesto de unos 4 o 5 millones de euros, que ya es algo de envergadura para nosotros.

El polígono aeronáutico que ideó el Ejecutivo de Marcelino Iglesias sigue siendo un erial. ¿Ven posible retomar este proyecto?

Hemos tenido alguna reunión sobre este tema con la DGA, pero no han seguido adelante. Son tiempos difíciles.

Etiquetas
Comentarios