Zaragoza
Suscríbete por 1€

El pleno de Épila da su visto bueno al convenio con el grupo de Bon Àrea

El Ayuntamiento asume una bonificación fiscal del 95% y se compromete a facilitar una reserva de agua de 1 millón de m3.

Los terrenos escogidos se ubican junto al polígono de El Sabinar, a los pies de la autovía de Madrid.
El grupo alimentario de BonÀrea levantará un macrocomplejo en Épila y creará 4.000 empleos
A. Navarro

El pleno del Ayuntamiento de Épila aprobó ayer por unanimidad su adhesión al convenio de colaboración firmado la semana pasada entre el Gobierno de Aragón y la Corporación Alimentaria Guissona, que pretende facilitar la implantación de su macrocomplejo industrial y logístico en el municipio para la expansión de Bon Àrea.

Aunque el alcalde, el socialista Jesús Bazán, participó en las negociaciones, la discreción con la que se llevó todo el proceso postergó el acuerdo municipal para evitar que trascendiera. La inversión comprometida rondará los 400 millones de euros en los próximos diez años y se crearán unos 4.000 empleos directos.

El convenio al que se suma el Ayuntamiento obligará al equipo de gobierno a realizar "cuantos trámites en favor de su implantación permita la legislación vigente", además de agilizar los procedimientos administrativos necesarios y colaborar en la obtención de las 140 hectáreas necesarias para la planta.

Otros de los compromisos adquiridos consiste en otorgar los máximos beneficios fiscales que admite la ley de haciendas locales al grupo industrial de Bon Àrea. En la actualidad están fijadas en el 95% para los impuestos de construcciones, instalaciones y obras, bienes inmuebles y actividades económicas.

Una de las principales preocupaciones del grupo alimentario, líder nacional del sector cárnico, era asegurarse el suministro de agua. Este punto es crítico para el proceso industrial y Épila está en condiciones de garantizarlo. Así, le cederá los derechos correspondientes a 180 hectáreas de regadío, equivalentes a 5,5 millones de metros cúbicos de agua. Este derecho está disponible porque una de las fincas de la Comunidad de Regantes está cerrada y el Ayuntamiento se encargará de transferirle los derechos.

Agua de Yesa para la planta

Además, la Corporación le cederá los derechos correspondientes a un millón de metros cúbicos de agua proveniente del abastecimiento de Yesa. Por si fuera poco, el convenio firmado recoge una tercera vía para amarrar los caudales necesarios para la producción de la planta: una concesión para el aprovechamiento de dos pozos que se construirán en los propio suelos donde se levantarán las instalaciones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión