Zaragoza

El Pabellón de España se hace un lifting

La rehabilitación del edificio se prolonga hasta fin de año tras una inversión de 500.000 euros, pero sigue sin uso.

Obras en el pabellón de España
Heraldo.es

Las obras de rehabilitación del Pabellón de España de la Expo de Zaragoza afrontan su recta final. El Gobierno central adjudicó los trabajos este verano, con el fin de reparar los continuos desperfectos que presentaba la fachada del inmueble como consecuencia del paso del tiempo y de su estado de abandono.

La reforma se concedió a la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Mariano López Navarro, Urbanizaciones y Medio Ambiente y Alfaro Construcciones y Obras, con un contrato de 443.400 euros más IVA. En principio, los trabajos concluirán este 31 de diciembre, después de que las constructoras solicitaran una ampliación de los plazos.

La obra se centra en la conservación y reconstrucción del columnario, el estanque y la cubierta del edificio. El deterioro de algunos elementos "se hizo patente pocos años después de la Expo en el caso de las cerámicas superiores del columnario, cuya defectuosa sujeción ya fue objeto de informe técnico en 2012 por parte del Instituto Eduardo Torroja, de Patologías de la Construcción", según reconoció en agosto la Delegación del Gobierno en Aragón.

De hecho, la caída de losetas a la vía pública obligó a las autoridades a precintar el inmueble, obra del arquitecto navarro Patxi Mangado, por el riesgo de accidente. Las piezas pesaban entre 7,8 y 12,6 kilos y se desprendieron de una altura de entre 11 y 16 metros. Delegación reconoció que "se ha tenido muy presente que el edificio se ubica en una zona que ahora tiene una importante afluencia ciudadana", en referencia al frente fluvial del antiguo recinto de la Expo.

Fue el propio Ayuntamiento de Zaragoza el que requirió que se subsanasen esta y otras deficiencias en el Pabellón de España, declarado por el Gobierno de Aragón como Bien de Interés Cultural. Pero desde el final de la muestra de 2008, el edificio sigue sin uso. El Gobierno central aseguraba que esta mejora “puede entrañar un mayor atractivo para entidades interesadas en su ocupación”.

Organismos públicos como Tráfico o el Instituto de Investigación sobre el Cambio Climático sonaron en el pasado para ubicarse en este emblema de la Expo. Lo mismo ocurrió con la Universidad de Zaragoza, que valoró la posibilidad de ofrecer allí estudios de posgrado. Sin embargo, ninguna se materializó, principalmente por los altos costes de mantenimiento.

Desde la asociación Legado Expo de Zaragoza aplauden esta última inversión, pero reclaman que el Pabellón “se utilice y no se deje deteriorar abandonado otra vez”.

Etiquetas
Comentarios