Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La huelga sigue afectando a los usuarios del bus

A pesar de que hace siete meses que acabaron los paros parciales, las cifras de viajeros de Auzsa siguen estando por debajo de las registradas el año pasado a estas alturas.

Evolución del uso del autobús
Evolución del uso del autobús
Heraldo

Hace siete meses que terminó, pero los autobuses urbanos de Zaragoza siguen pagando los efectos de la huelga de trabajadores más larga de su historia. Cuando acabó, el Ayuntamiento ya advirtió de que sería complicado recuperar la confianza de los usuarios que, durante cuatro meses, renunciaron a coger los vehículos rojos. El tiempo parece darle la razón, ya que los datos de viajeros siguen sin alcanzar los niveles del año anterior, a pesar de que la tendencia en el transporte público de la ciudad venía siendo de aumento del número de usuarios.

Según los datos que facilitó ayer el Ayuntamiento durante la comisión de Urbanismo y Movilidad, los datos mejoran poco a poco, pero sin llegar al nivel deseado. En marzo, aún con huelga, el servicio de autobús urbano tuvo un 21,1% menos de viajeros que en el mismo mes del año anterior. En abril, mes afectado casi en su totalidad por los paros parciales, el descenso con respecto a 2015 fue del 12,9%; en mayo, ya sin huelga, la caída de usuarios fue del 8,5%; en junio, del 5,3%; en julio, del 4,5%; en agosto, del 3,5%; y en septiembre, del 2,4%.

Los datos aportados ayer por el Consistorio a preguntas del PSOE revelan que el descenso en el número de usuarios es mayor los días festivos, algo más bajo durante los sábados y muy leve los días laborables (el 1,6% durante el mes de septiembre).

La pérdida de usuarios tiene repercusiones económicas para el Ayuntamiento ya que a menos clientes, más tiene que subvencionar el Consistorio a Auzsa. Como el pago se hace en función del número de kilómetros recorridos, y durante la huelga se hicieron muchos menos, la ciudad se ahorró en torno a cuatro millones de euros durante los paros parciales. Sin embargo, esta cantidad ha sido prácticamente compensada por la pérdida de usuarios que supuso. A finales de septiembre el Ayuntamiento calculaba que la caída de usuarios supondrá en torno a 3,5 millones de euros para las arcas públicas.Los incendios en los buses

La comisión de ayer también sirvió para hablar sobre uno de los temas que más preocupan a los usuarios, al Ayuntamiento y a la propia empresa, como son los frecuentes incendios que ha sufrido la flota durante los últimos meses. En lo que va de año ya han sido nueve los vehículos que han ardido, algo que no se corresponde con los datos que hasta ahora eran habituales. La concejala de Movilidad, Teresa Artigas, apuntó ayer a pregunta del PP que los motivos principales de estos siniestros han sido los "fallos" registrados por cortocircuitos, sobrecalentamientos del sistema de aire comprimido y en los frenos.

Además, la edil de ZEC contó –esta vez a raíz de una pregunta de CHA– las medidas que se han tomado y se van a tomar para tratar de evitarlos.

Según contó, Auzsa aplicó "un plan de choque antes de las fiestas del Pilar", ya que durante esos días estaba previsto que salieran a la calle un gran número de vehículos, algunos de los cuales habitualmente están de reserva en cocheras por su avanzada edad. Además, Artigas recordó que la empresa está aplicando unas revisiones de mantenimiento a la flota que superan las exigencias que recoge el pliego de condiciones. Ambas medidas han sido supervisadas por técnicos municipales, según dijo.

Además, la concejala de Movilidad recordó lo que dijo el alcalde de Zaragoza en el debate sobre el estado de la ciudad: que se está renegociando con Auzsa para que adelante a 2017 la renovación de 20 autobuses, que según el pliego no tocaría hasta más adelante. "Algunos de ellos serán híbridos y eléctricos", avanzó la edil de ZEC.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión