Despliega el menú
Zaragoza

El juez deja libres a los dos detenidos por intentar quemar a una indigente en Daroca

Salieron de prisión el miércoles tras abonar sendas fianzas de 3.000 € y deben acudir dos veces por semana al juzgado.

La Guardia Civil trasladaba el pasado 10 de octubre a uno de los acusados al juzgado de Daroca.
El juez deja libres a los dos detenidos por intentar quemar a una indigente en Daroca
Macipe

Los dos jóvenes sospechosos de intentar quemar viva a una transeúnte cuando dormía bajo el pórtico del convento de la Trinidad de Daroca ya están en la calle. El juez que instruye el caso decretó el ingreso en prisión sin fianza de Raúl I. R. (29 años) y Mihai M. (28) el pasado 10 de octubre como presuntos autores de un ataque que causó una tremenda conmoción en la ciudad, porque si bien la mujer resultó ilesa, si no hubiera sido por unos vecinos que acudieron a socorrerla las consecuencias podrían haber sido mucho más trágicas.

El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Daroca rechazó el primer recurso que presentó la defensa para liberar a los encausados. Sin embargo, transcurrido algo más de un mes desde los hechos, el abogado Enrique Trebolle –a quien los investigados han encargado ahora su representación– ha vuelto a pedir al juez que revise la medida de prisión provisional. Y esta vez la respuesta ha sido distinta.

A través de un auto emitido el pasado miércoles, 16 de noviembre, el instructor decidió estimar parcialmente el nuevo recurso de la defensa. Y aunque mantenía la medida cautelar de prisión provisional para ambos sospechosos, establecía una fianza de 3.000 euros para poder eludirla. Como era previsible, las familias de Raúl I. R. y Mihai M. no tardaron en consignar la cantidad exigida en el juzgado y ese mismo día los dos encausados abandonaron el centro penitenciario de Zuera.

El juez reconoce en su escrito que "en cuanto a la realidad y participación de los investigados en los hechos, nada ha variado". Recuerda, eso sí, que todavía está pendiente de conocer el resultado de un informe pericial sobre el origen del fuego.

Sin embargo, el responsable de las pesquisas no es ajeno a que ha pasado más de un mes desde que ordenó encarcelar a estas personas y a que durante este tiempo "tampoco han aparecido nuevos indicios que sirvan para consolidar la imputación respecto de los investigados". Por ello y porque considera que no hay riesgo de que ambos jóvenes puedan actuar contra la víctima, que ya no reside en Daroca, el juez ha optado finalmente por facilitar su puesta en libertad. Máxime, cuando consta que ambos están arraigados en el municipio, en el que figuran empadronados desde 2005 (Mihai) y 2008 Raúl).

Condiciones rigurosas

Pese a todo, para consentir dejar libres a los investigados, el instructor ha dictado una serie de condiciones bastante rigurosas. Así, además de abonar las fianzas, estos no podrán comunicarse con la víctima ni acercarse a menos de 300 metros de ella. Los jóvenes tienen prohibida también la salida del país, por lo que han tenido que entregar sus respectivos pasaportes. Por último, ambos tienen la obligación de comparecer en el juzgado que lleva la causa dos veces por semana: en concreto, lo lunes y jueves de cada semana.

La Fiscalía no ha variado de posición e informó negativamente sobre la petición de libertad provisional. Para el caso de que el juez se mostrara a favor, el ministerio público propuso que se impusiera a cada uno de los encausados una fianza de 9.000 euros.Finalmente, el instructor del caso ha fijado una cantidad bastante menor, pero, a cambio, ha limitado mucho más los movimientos de los dos jóvenes bajo sospecha.

Etiquetas
Comentarios