Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Calatayud invierte 140.000 € en cambiar tuberías del casco viejo

Los trabajos para acabar con los continuos reventones llegan a la calle Paciencia y la plaza de Santiago.

Trabajos para la sustitución de tuberías que se están llevando a cabo en la plaza de Santiago
Calatayud invierte 140.000 € en cambiar tuberías del casco viejo
Macipe

Esta semana han comenzado dos obras en la calle de Paciencia y la plaza de Santiago de Calatayud, a las que se van a destinar 133.800 euros en total. Los trabajos se han adjudicado a dos empresas: la concesionaria del servicio municipal de aguas, Aquara, ejecutará el cambio y pavimentación en la calle Paciencia, por un importe de 73.000 euros;mientras que la empresa Estructuras y Obras Carlos Franco se hace cargo de la reforma de la plaza de Santiago, por 60.800 euros. En ambos casos el plazo de ejecución es hasta mitad de diciembre, se empleará un mismo tipo de pavimento y tendrán los mismos acabados.

Uno de los problemas de Calatayud es, como ocurre en otros municipios, la antigüedad de las tuberías de abastecimiento y saneamiento de agua en el casco urbano, que provoca roturas y reventones. Las consecuencias pueden ser más graves debido a la composición del subsuelo sobre el que se construyó la ciudad bilbilitana, puesto que se asienta en yesos que se disuelven con facilidad en contacto con el agua. Por eso, la renovación de viejas tuberías de fibrocemento es una prioridad en el área de Urbanismo, y a estas actuaciones de cambio de infraestructuras y pavimentaciones van la mayor parte de las subvenciones de los planes de obras que financia la Diputación Provincial de Zaragoza.

Cada año se planifican obras de este tipo en las zonas más antiguas de la población, pero también se han tenido que adjudicar obras de urgencia por roturas inesperadas. La pasada semana hubo dos reventones en una de las vías más importantes de Calatayud, la avenida de San Juan el Real, que dejó sin suministro de agua a parte de los vecinos en dos días diferentes.

La presión de la tubería afectada, con un diámetro de 300 milímetros, rompió el asfalto en esta arteria, que se había pavimentado en 2009. Tres días después volvía a romperse en otro tramo. "Son tuberías de más de 50 años, muy rígidas, que no admiten ningún movimiento del terrero y vuelven a partirse en otro punto", comentó la edil de Urbanismo, Mercedes Sarrate.

Ante esta doble avería se llegó a pensar en si sería preciso acometer la sustitución de esa red en su totalidad antes de volver a pavimentar y a pesar de que era una intervención que no había sido presupuestada. Pero finalmente esa opción se descartó, al quedar solucionado el problema con el cambio de otros cuatro metros de canalización, además de los seis que hubo que sustituir primero.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión