Despliega el menú
Zaragoza

Esto no es una multa, pero podría serlo

La Policía Local ha sorprendido a conductores de vehículos mal aparcados con una nota que invita a colaborar para conseguir unas condiciones de tráfico mejores.

Nota de apercibimiento por aparcar en un sitio prohibido.
Nota de apercibimiento por aparcar en un sitio prohibido.

No es una multa, aunque "hubiera podido serlo". La Policía Local ha encontrado una fórmula para denunciar a vehículos mal estacionados en zonas que han sufrido cambios de señalización recientemente sin tocar el bolsillo del contribuyente. En lugar de sanciones económicas, los conductores encuentran "invitaciones a colaborar en la consecución de unas condiciones de tráfico mejores". Las últimas pudieron verse este martes en vehículos mal aparcados en el entorno del pabellón Príncipe Felipe, que cuenta desde hace pocos días con unas placas fijas que detallan aquellos momentos en los que no se puede estacionar en los alrededores.

La iniciativa, impulsada por la Policía Local, busca ser un guiño al ciudadano, una manera de avisar suavemente y no multar a las primeras de cambio, según el Consistorio. Pretende convencer de que no existe afán recaudatorio. La permisividad dura unos días. Pasado un tiempo, vuelven las denuncias. Ayuntamiento de Zaragoza y Policía Local figuran en la cabecera del texto. "En bien de todos, colabore en la mejora del tráfico urbano", expone. Recuerda que el vehículo "está estacionado en un lugar prohibido".

"Esta hoja que la Policía Local le ha dejado no es una denuncia por la infracción, aunque hubiera podido serlo", señala. Es, sin embargo, "una invitación a colaborar en la consecución de unas condiciones de tráfico mejores" y que van a beneficiar a todos. "Esta mejora la obtendremos si todos nos acostumbramos a estacionar el vehículo solo en sitios autorizados y respetando las indicaciones. En la seguridad de su colaboración, le saluda la Policía Local", concluye.

Una nota que abre el debate

Aunque no es nueva, la nota ha cogido por sorpresa a quienes la han encontrado estos días en los parabrisas de sus vehículos. Sorprende, sobre todo, por el tono cordial que utilizan los agentes. No obstante, abre el debate de por qué multar en un sitio y no en otro. En otros momentos ha llegado a aplicarse en aparcamotos de reciente creación, entre otros puntos. Los conductores, por lo general, acogen "de buen grado" la propuesta, aunque dudan acerca de su efectividad.

Etiquetas
Comentarios