Despliega el menú
Zaragoza

Cabezudos y vacas despiden las fiestas

Los vecinos de Cadrete pusieron ayer punto final a las celebraciones en honor del Santo Cristo, al igual que los de Magallón, Cariñena o Ainzón.

Los cabezudos llenaron de público infantil las calles de Cadrete en la mañana de ayer.
Cabezudos y vacas despiden las fiestas
Ayto. de Cadrete

No hay fiesta infantil sin piratas ni tampoco sin cabezudos. La plaza de Aragón se llenó ayer de gente menuda para disfrutar de la última jornada de las fiestas en honor del Santo Cristo de Cadrete. En el cierre de las celebraciones tampoco faltaron otros imprescindibles de los festejos populares: almuerzos, vaquillas y hasta un torneo de guiñote.

Si el día del pregón fueron los superhéroes los que tomaron las calles (con la peña Los Zagales como máximos protagonistas), ayer, junto al ayuntamiento desembarcaron ‘Mojo Picón y los piratas del Malecón’, que amarraron su barco sobre el escenario y se bajaron de él para llegar hasta el público más pequeño. Aunque antes, los niños ya habían podido disfrutar de los cabezudos en un pasacalles acompañado de la música tradicional aragonesa del grupo ‘Enzendallo’.

Cadrete no fue el único municipio que ha puesto punto final a sus fiestas, lo hicieron también los vecinos de Magallón, Cariñena o Ainzón. Otros, en cambio, como Mequinenza o Épila seguirán hoy con sus programaciones.

La de ayer fue una tarde taurina en Cariñena. En la arena de la plaza de toros Jesús Arruga se pudo ver un mano a mano de los matadores Miguel Abellán e Iván Fandiño, que lidiaron cuatro novillos. Tampoco faltaron actos gastronómicos, como los almuerzos populares, el concurso de sangrías o el de ranchos. Un espectáculo de magia, juegos populares y cabezudos fuero algunos de los actos para los más pequeños. Y, como conclusión, la retirada del pañuelo de la Mora por la peña El Desmadre seguida de la entonación del ‘Pobre de mí’ y de la luz de los fuegos artificiales.

En Magallón, el almuerzo dio paso a la exhibición de juegos tradicionales aragoneses y al rancho popular en el polideportivo. Marianico el Corto puso el toque de humor a una tarde en la que también hubo fútbol, vacas y camas elásticas.

Al Santo Cristo también se le ha honrado en los últimos días en Ainzón, donde ayer echaron el cierre a seis días de fiestas y lo hicieron con un recorrido de cabezudos acompañados de los Gaiteros de Albeta, un vermú y paella popular y un peculiar concurso de lanzamiento de huesos de oliva.

En Mequinenza llegaron a su ecuador de las fiestas en honor de Santa Agatoclia. Un multitudinario concierto de la orquesta ‘Camerata Adagio’ acompañado de la coral Montserratina de Raimat y el coro de Mequinenza fue el principal atractivo del día.

Etiquetas
Comentarios