Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Los contenedores quemados cuestan 12.500 euros al mes a los zaragozanos

En lo que va de año han ardido 114 depósitos en distintos barrios. Son 16 menos que en el mismo periodo de 2015.

Contenedores incendiados en Torrero.
Contenedores incendiados en Torrero.
Mimu Fotografía

Aunque a menor ritmo que en años anteriores, la quema de contenedores continúa muy presente en la capital aragonesa. Según datos proporcionados por FCC, en lo que va de año han ardido 114 contenedores, 16 menos que el año pasado en estas mismas fechas, y 56 menos que en 2014. Los últimos incidentes se produjeron durante las madrugadas del 13 y 14 de agosto, cuando se quemaron ocho contenedores en el barrio de Torrero –que calcinaron también un coche aparcado– y cuatro en el barrio Oliver.

Aunque las cifras se reducen progresivamente, este destrozo del mobiliario urbano sigue suponiendo un importante problema en las arcas municipales. Desde la empresa concesionaria de la limpieza pública calculan que este año ya se han destinado cerca de 100.000 euros, incluyendo el trabajo de las brigadas y la reposición de los depósitos.

En lo que llevamos de 2016 los vándalos han calcinado 41 contenedores de residuos sólidos urbanos, 31 de papel y cartón, 27 de envases de plástico y 15 de vidrio. El precio de su sustitución es de 767 euros para los tres primeros y 661 euros para el último caso.

Por otro lado, hay que tener en cuenta los daños colaterales que también generan estos incendios, en su mayoría intencionados. El coste de la limpieza de fachadas y locales afectados por el fuego de los contenedores es difícil de calcular. En cuanto a la localización de estos actos vandálicos, desde FCC cuentan que no existe "una zona predominante" pero sí que afirman que afectan más "al centro urbano y un poco menos al extrarradio y las zonas rurales". Habitualmente, los autores de las quemas actúan los fines de semana de madrugada como ha sucedido últimamente en Las Delicias, Las Fuentes o San José. El incendio intencionado está tipificado en el Código Penal como un delito de daños y se castiga con penas que pueden llegar a los cuatro años de cárcel. Normalmente, cuando los pirómanos son detenidos y se demuestra que han sido ellos los autores intentan llegar a un acuerdo con la Fiscalía para que rebaje la condena, una forma de hacerlo es pagar antes del juicio los perjuicios causados.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión