Zaragoza
Suscríbete por 1€

Cosechas con sabor a historia en el término de Used

Hoy a las 10.00, como ocurre todos los 15 de agosto desde hace cinco siglos, la compuerta de la laguna de Zaida se abrirá para recibir el agua tras haber recogido el cereal.

Dos matrimonios de Used, junto a la tajadera que se volverá a abrir hoy por la mañana.
Cosechas con sabor a historia en el término de Used
Macipe

Como todos los 15 de agosto desde hace cinco siglos, la compuerta de la laguna de Zaida, en el término de Used, volverá a abrir sus compuertas para recibir el agua procedente de los barrancos de la sierra de Santa Cruz, en un curioso ciclo hidráulico que permite alternar el cultivo de las tierras un año sí y otro no. Hoy, a las 10.00, la tajadera se subirá y así se mantendrá hasta el mismo día de 2017, cuando la dinámica se repetirá justo en sentido contrario. Los agricultores ya han recogido la cosecha de cereal y, durante los próximos 12 meses, esta tierra se inundará, permitiendo que el cultivo sea más fértil y que el paisaje cambie, con las grullas y aves migratorias.

Hay que remontarse al siglo XVI para dar con las primeras referencias de este método de inundaciones y cosechas único en España y que, en palabras de la alcaldesa, Carmen Sánchez, encuentra similitudes con la forma en la que encauzaban el Nilo los antiguos egipcios.

La laguna es, en realidad, una finca de cultivo de propiedad comunal. La superficie total es de unas 200 hectáreas, y la mitad pertenece a la Junta de Zaida. El terreno se divide en lotes, pequeñas parcelas de una hectárea que se ceden a matrimonios empadronados en el pueblo con más años de casados con la condición de que pernocten en el pueblo al menos seis meses y un día al año. En caso de que tengan que pasar más de 15 días fuera, están obligados a firmar en el libro de bajas del Ayuntamiento y, a su regreso, en el de altas.

Uno de los matrimonios veteranos, Antonio Gómez y Ana María Magén, ambos de Used, explica que "antiguamente no existían las pensiones de jubilación y con el cultivo de Zaida las personas mayores podían subsistir". En la actualidad, el descenso de la población ha motivado, incluso, que en alguna ocasión no haya habido suficiente demanda para cubrir toda la oferta de tierras, por lo que hubo que recurrir al sorteo. La alcaldesa menciona, además, que el paso de los años obligó a revisar las condiciones de los que optan a los lotes, incluyendo a las parejas de hecho. "Si un matrimonio se separa, no pueden tener estas tierras. Los viudos, sí", dice.

El presidente de la Junta de Zaida, Fernando Sánchez, que posee en régimen de alquiler una de las parcelas con su mujer, Mari Carmen Vicente, cuenta que "hay que pagar la contribución y los gastos. Un año se siembra y otro se embalsa". El método que regula la adjudicación (o la salida) de los arrendatarios se denomina ‘rincheo’. "Nosotros ponemos cereal, como trigo, cebada... Es una tradición antiquísima, que se mantiene de padres a hijos y espero que no se pierda", apunta.

La alcaldesa añade que "es un ejemplo de desarrollo sostenible, de cómo el ser humano se aprovecha de la naturaleza". Un grupo de vecinos, con ayuda de un tractor, volverá hoy por la mañana a la Parada, la compuerta de la laguna de Zaida para repetir la misma ceremonia y conseguir así que el ciclo siga su curso.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión