Despliega el menú
Zaragoza

Velilla de Ebro reabre su iglesia, tras ocho años en obras por riesgo de derrumbe

La iglesia parroquial dedicada a Nuestra Señora de la Asunción de Velilla de Ebro se reabrirá al culto el próximo 6 de agosto, durante las fiestas patronales, tras ocho años cerrada por los problemas de derrumbe y ruina que sufría.

Tal y como explicó la alcaldesa, Rosario Gómez, "las obras todavía no están terminadas, pero el peligro para los fieles ya ha desaparecido", por lo que, hasta que comience una nueva fase de esta "larga rehabilitación", se podrá acceder a su interior. Hasta ahora, las misas se han estado celebrando en el salón de actos del Ayuntamiento y en el pabellón deportivo.

Esta intervención ha sido financiada por la Diputación Provincial (60%), junto al Arzobispado de Zaragoza y el Consistorio (20% cada institución). Hasta la fecha, se han invertido 124.988,80 euros, además de una aportación extraordinaria. El Ayuntamiento ha solicitado una nueva fase a la DPZ, que asciende a 47.794 euros, con la que se concluirá la actuación en el interior. Sigue pendiente de resolver la rehabilitación y consolidación del muro de contención que sujeta la calle de San Miguel y el problema de las filtraciones de agua en el ábside.Pinturas ocultas

La actuación en este templo del siglo XVI ha sacado a la luz el programa simbólico con el que están decoradas las claves de las bóvedas, "que hace necesario un estudio pormenorizado para conocer mejor los secretos que guarda nuestra iglesia", adelantó Gómez.

Se aprecian una escuadra y herramientas de albañilería, una media luna, cálices, cruces en aspa, motivos vegetales, estrellas, escaleras... El Ayuntamiento, a través de la catedrática Carmen Morte, se ha puesto en contacto con el departamento de Historia del Arte de la Universidad de Zaragoza para tratar de descifrar el significado de estos símbolos.

Etiquetas
Comentarios