Despliega el menú
Zaragoza

Contenedores 'tragamanos'

Los nuevos contenedores soterrados instalados en el Casco Histórico no disponen de bloqueo en la puerta.

Nuevos contenedores soterrados en la calle Predicadores.
Nuevos contenedores soterrados en la calle Predicadores.
HA

“He salido de casa con la bolsa de basura y otras bolsas en la mano y el contenedor casi se me traga la mano”, cuenta Diana, una vecina de la calle Predicadores de Zaragoza, mientras intenta tirar los desechos a los nuevos contenedores soterrados instalados en la calle.

Desde hace algunas semanas se han dejado ver por la calles del Casco Histórico de la capital aragonesa unos brillantes y renovados contenedores soterrados. Estos nuevos depósitos además de tragar la basura también lo han intentado con alguna que otra mano.

Diana no es la primera persona a la que le sucede algo parecido cuando se dispone a tirar la basura. El Ayuntamiento de Zaragoza llevó a cabo el pasado mes de mayo la sustitución de 90 contenedores soterrados en distintos puntos del Casco Histórico de la capital aragonesa.

Según explicaba el Consistorio en su página web, la intención era cambiar la estructura de acero para facilitar el trabajo al personal de limpieza y así evitar las recurrentes averías del mecanismo de los anteriores.

A pesar de la modificación, los nuevos contenedores no disponen de un sistema que permita que la puerta quede bloqueada para que los usuarios tiren la basura sin necesidad de estar sujetándola. “Es un poco incómodo. El contenedor se cierra solo cuando vas a introducir la bolsa”, explica Marta, una vecina de Paseo Echegaray, que asegura no entender cómo nadie ha previsto el cierre forzoso antes de instalarlos.

La próxima semana se dará por finalizada la sustitución de todos los contenedores, que fueron sometidos a un periodo de prueba inicial. “Se realizó una instalación en la calle San Pablo y todos los vecinos parecían estar convencidos con el cambio. Por el momento no hemos recibido ninguna queja”, explican desde el Ayuntamiento de Zaragoza.

Desde la Asociación de Vecinos Lanuza Casco Viejo no han recibido quejas por parte de los vecinos y aseguran estar muy satisfechos con el funcionamiento de los nuevos contenedores, "aunque sí hemos detectado que hay que mantener la puerta sujeta para tirar las bolsas. Es la única pega que vemos de momento".

Sin embargo, en un tono entre el enfado y la risa, Jesús, vecino de la calle Manifestación cuenta que su experiencia con los nuevos contenedores le salió cara: "Fui a tirar una bolsa pequeña con cuatro papeles, llevaba las gafas de sol en la misma mano y la tapa se me cerró mientras tiraba la basura, así que las solté".

Aunque nadie se ha dirigido al Consistorio para volcar quejas, desde el organismo aseguran que una vez finalicen las instalaciones iniciarán una serie de consultas para conocer la opinión de los ciudadanos.

Etiquetas
Comentarios