Despliega el menú
Zaragoza

Una sentencia anula procesos de designación a dedo de cargos del último gobierno PSOE

El fallo, tras un recurso de OSTA, corrobora al TSJA cuando tumbó el sistema de elección directa.

El anterior Gobierno. La decisión de nombrar por libre designación a los altos cargos fue tomada por el anterior Ejecutivo local, del PSOE, que estaba presidido por Juan Alberto Belloch –en la imagen de archivo, en un pleno–.
El anterior Gobierno. La decisión de nombrar por libre designación a los altos cargos fue tomada por el anterior Ejecutivo local, del PSOE, que estaba presidido por Juan Alberto Belloch –en la imagen de archivo, en un pleno–.
José Miguel Marco

El juzgado de lo Contencioso Administrativo 5 de Zaragoza corrobora la tesis del Tribunal Superior de Justicia de Aragón que tumbó el sistema de elección directa de altos cargos en el último Gobierno del PSOE aplicado en 2012. Este tribunal ha anulado los procedimientos de libre designación de 21 funcionarios en sus nuevos cargos y los "actos posteriores derivados". Por ello, fuentes municipales y jurídicas consideran que este fallo podría conllevar la destitución de todos ellos. El actual Gobierno de Zaragoza en Común, que en principio ha decidido no recurrir, aún no ha tomado una decisión sobre posibles ceses.

La sentencia estima un recurso de OSTA contra los decretos que aprobaron los procedimientos "para la provisión mediante libre designación" entre funcionarios de estos altos cargos y los anula "por no ser conformes a derecho". A continuación, hace lo propio con las actuaciones derivadas, algo que fuentes municipales y jurídicas consultadas consideran esencial para aventurar el posible cese de dichos puestos. El fallo omite nombrar algunos de ellos en lo que las partes consultadas consideran un "error material".

Sendos recursos, tanto al TSJA como otros ante el juzgado contencioso, fueron presentados en 2012 por el sindicato OSTA y hacían referencia tanto al sistema empleado en 2012 en la Relación de Puestos de Trabajo municipal que contemplaba la libre designación –y que dos años después fue modificada– como a los propios procesos de nombramiento, objeto sobre el que ahora se han pronunciado los jueces.

La sentencia explica la relación total existente entre este fallo y el del TSJA acerca del sistema de libre designación. En sus fundamentos se recoge que ya entonces, en 2015, el TSJA anuló los cambios en dicha RPT que hacían referencia a la elección a dedo de "jefes de servicio, jefes de Oficina Técnica, letrados de los Servicios Jurídicos, jefes de departamento, director de la Agencia de Medio Ambiente y Sostenibilidad y director de Organización Municipal, Eficiencia Administrativa y Relaciones con los Ciudadanos".

En su recurso, a la postre estimado, OSTA esgrimía que "se empleaba un procedimiento distinto al legalmente establecido" y que no había circunstancias de especial responsabilidad o confianza que lo motivasen "respecto a los 21 puestos de trabajo" en cuestión. Tras desestimar una alegación que cuestiona falta de legitimación del sindicato recurrente, la sentencia recuerda que al haber sido anulado este sistema por el TSJA, "necesariamente decae la convocatoria efectuada para su provisión", objeto de este proceso.

Además del Ayuntamiento, que descarta recurrir, el fallo alude a varios letrados que estudiarán su impugnación. El de la parte recurrente, Luis Alfonso Rox, aseguró tras conocer la sentencia que esta "atañe también al nombramiento posterior a su convocatoria", por lo que considera que "tendría que haber ceses". Rox recordó que este proceso había quedado en suspenso hasta que se dilucidara el del TSJA y en ese sentido consideró "lógico" su pronunciamiento.

Fuentes municipales insistieron en que "no se podían hacer estos nombramientos a dedo" y que estos puestos "requieren de un concurso de méritos baremado", por lo que se cuestionaron abiertamente que continúen "de la manera en que lo están ahora".

Otras fuentes del ámbito jurídico, sin embargo, sí consideran "discutible" que el alcance de esta sentencia sea la destitución y la nueva designación de los 21 puestos por otro procedimiento.

Los nombramientos que se produjeron a lo largo de 2012 gracias a los decretos ahora anulados fueron polémicos por tratarse en algunos casos de personas con vínculos afectivos o políticos con otros cargos públicos o altos funcionarios del Ayuntamiento de la capital aragonesa.

Etiquetas
Comentarios