Zaragoza
Suscríbete

Denuncian a una guardería por las quemaduras sufridas por su hijo de 14 meses

Creen que se las causó al sentarlo en una terraza al sol y el centro alega que pudieron formarse por los roces con una hamaca.

Foto cedida por los padres de las lesiones que presenta su hijo.
Foto cedida por los padres de las lesiones que presenta su hijo.

La Guardia Civil investiga la denuncia interpuesta por unos padres por las quemaduras de segundo grado que su hijo de 14 meses sufrió en las piernas y en los glúteos el pasado 22 de junio en la guardería. El pequeño está siendo tratado con antibióticos y analgésicos para evitar infecciones y aliviar el dolor.

En su comparecencia, la madre del niño comunicó a los agentes que las lesiones se las produjo durante las dos horas y cuarto que estuvo ese día en la guardería del barrio rural de Casetas a la que lo llevan. Añadió que, tras consultar con los médicos, cirujanos plásticos y enfermeros que atendieron al pequeño, la conclusión a la que llegaron es que las quemaduras se las causó al estar en contacto con una superficie muy caliente durante un largo periodo de tiempo. A juicio de los padres, la "única causa posible para explicar su origen es que lo subieron a la terraza de la guardería y que, debido a las altas temperaturas que ese día se registraron en Zaragoza y a que las cuidadoras se olvidaron de él, el niño se quemó con las baldosas calientes de la terraza". Esto se explicaría también porque el pequeño no anda y, de hecho, todas las lesiones se las causó en la zona de contacto, como si hubiera estado sentado sobre una superficie muy caliente, mientras que la parte que tapaba el pantalón corto que vestía son de menor entidad. Creen que las quemaduras debieron producirle fuertes dolores y llantos.

Por su parte, la directora de la guardería infantil Nuestra Señora de la Rosa, de Casetas, aseguró ayer desconocer cómo pudieron producirse esas lesiones y descartó que fuera porque estuviera en la terraza al sol y, además, desatendido. Como ya le dijo al padre del menor cuando este fue a recogerlo al centro, el bebé llevaba unas rozaduras en los gemelos, que no sabían muy bien cómo se las había hecho y que podían deberse al roce con la hamaca en la que había estado sentado.Ignoran cómo se produjeron

"No sabemos qué es lo que ha podido suceder. El niño llevaba la piel irritada, no anda y por eso está mucho rato en la hamaca", señaló a este diario. Añadió que, en todo caso, con él se aplicó el "protocolo" que se sigue con todos los niños desde el mes de marzo hasta estas fechas: "Durante veinte minutos o media hora se les sube a una terraza donde no hay sol. Están todos a la sombra y la baldosa es lisa", manifestó.

La directora calificó el suceso de "accidente" e insistió en que ignora cómo se produjeron las lesiones, mencionó que puede tener una piel muy sensible y señaló que no entiende de enfermedades: "No nos creen (los padres) y quieren que diga algo que yo no sé". Señaló que en 40 años que lleva funcionando la guardería nunca había sucedido nada parecido.

El pequeño fue tratado de urgencia en una clínica, que dio parte de los hechos al juzgado. Desde que recibió las primeras curas, ha sido derivado a una cirujana plástica, quien ha recomendado que debido a la gravedad de las lesiones y para evitar que le queden marcas de por vida, no le descubran las piernas en todo el verano. Además, los padres han aportado un parte de la agencia meteorológica con las temperaturas (entre 35 y 38 grados) que se alcanzaron el 22 de junio en Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión