Zaragoza

El trazado del tranvía por María Agustín gana opciones frente a la alternativa por el Coso

La demanda de viajeros sería un 10% superior, mientras que el coste se reduciría ligeramente. El presupuesto se queda en torno a los 230 millones tras recortarse las previsiones iniciales.

Las propuestas en estudio.

El avance de los estudios sobre la línea 2 del tranvía permite ir sacando las primeras conclusiones sobre los posibles recorridos. Los técnicos barajan dos variantes fundamentales: que el hipotético trazado vaya por el paseo de María Agustín y Constitución o que entre de lleno en el Casco Histórico a través de Conde Aranda y el Coso. Aunque la decisión sobre el dibujo elegido no se va a tomar todavía, las estimaciones de demanda arrojan que la primera sería la que concentraría un mayor número de usuarios, en torno a un 10% más que la segunda. Sin embargo, en ambos casos las cifras se quedarían lejos de las de la línea 1 –casi un 50% menos–. Según el estado actual de los estudios, el coste apenas cambiaría: sería ligeramente más barata (entre un 1% y un 2%) la variante que pasa por María Agustín y Constitución.

Otra de las disyuntivas es si llevar los raíles por la avenida de Madrid o hacerlo por la avenida de Navarra. Los informes que están elaborando las consultoras Idom y Typsa revelan que la segunda contaría con una mayor demanda, aunque apenas un 4% más. Además, otra de las posibilidades que se han puesto encima de la mesa es la de llevar el tranvía hasta Valdefierro, aprovechando la posibilidad de instalar las cocheras en una parcela municipal que hay en la zona. Esto aumentaría la demanda en torno a un 6%, aunque elevaría el coste en entre 7 y 10 millones, al tener que introducir tres kilómetros y tres paradas más.

Cada una de las opciones principales tiene sus inversiones paralelas, que hacen que los presupuestos varíen. Si el trazado va por los paseos de María Agustín y de Constitución, habría que hacer una importante reforma de la zona denominada como G-19, el nudo viario de María Agustín, Anselmo Clavé y Escrivá de Balaguer. Anselmo Clavé pasaría a ser bidireccional y se habilitaría un cruce hacia María Agustín. Además, se tendría que hacer una importante inversión en el refuerzo o renovación del cubrimiento del Huerva en Constitución.

Si se decidiera que los Urbos 3 pasaran por Conde Aranda y el Coso, habría que hacer una importante reforma de la plaza de San Miguel, de la plaza de Salamero –para permitir allí el giro de coches y buses– y de la avenida de César Augusto, que prácticamente quedaría para residentes.

Presupuesto a la baja

Los estudios técnicos de Idom y Typsa también están afinando el coste que tendría la obra de la segunda línea, que es el gran obstáculo al que se enfrenta el proyecto. Aunque, como publicó este periódico, en diciembre se calculaba que la opción de María Agustín rozaría los 340 millones, durante estos meses las cifras han evolucionado a la baja. Según el último documento, ahora se calcula que el precio oscilaría entre los 226,8 millones de la opción de la avenida de Madrid y el paseo de María Agustín y los 243 de la avenida de Navarra y el Coso con extensión hasta Valdefierro.

Desde el Gobierno de ZEC aclararon el domingo que los primeros cálculos fueron estimaciones y tanteos previos con partidas calculadas al alza y que fue en enero cuando se comenzó a estimar con precisión el coste de la obra. Ejemplifican que, por ejemplo, la evolución de los cálculos ha rebajado en 29 millones la valoración en servicios afectados, especialmente las líneas eléctricas. Las obras complementarias como Tenor Fleta y el sector G-19 se reduce en 15 millones, mientras que las revisiones de los precios de suministros y trabajos suponen 20 millones menos.

Etiquetas
Comentarios