Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Un maltratador se enfrenta a cuatro años de cárcel por dar dos palizas a su compañera

La mujer no lo denunció la primera vez y dijo a los médicos que se había caído por las escaleras. La Fiscalía también solicita para el acusado 6 años de alejamiento.

Imagen de archivo de la Ciudad de la Justicia de Zaragoza.
La Ciudad de la Justicia funciona ya a pleno rendimiento
HA

La primera vez le dio tal paliza que acabó en el hospital, pero su pareja no lo quiso denunciar. A pesar de que los médicos tuvieron que operarla para reducirle la fractura que le causó en la cara y de que tardó un mes en recuperarse, la mujer contó que se había caído por las escaleras. No fue hasta la segunda agresión, ocurrida cinco meses después, cuando decidió contar a la Policía los malos tratos que sufría. A raíz de su denuncia, en noviembre de 2015, el juez decretó prisión provisional para su compañero, que desde entonces está encerrado en Zuera a la espera de juicio.

La Fiscalía pide ahora para J. R. S. T., el presunto maltratador, una condena de cuatro años y dos meses de prisión por dos delitos de lesiones y otro de coacciones. El acusado había comenzado su relación con la víctima en 2013. El hombre ya había sido condenado en 2007 a 16 meses de cárcel por agredir a su anterior compañera sentimental, y a otros seis meses por el mismo motivo entre 2012 y 2013.

Esto no fue obstáculo para que en junio de 2015, en el domicilio que entonces compartía J. R. S. T. con su nueva pareja, le diera a esta una brutal paliza, según recoge el fiscal en su escrito de acusación. La agresión comenzó con insultos y acabó con la mujer en el suelo, donde le propinó toda suerte de puñetazos y patadas en la espalda, las piernas y la cabeza, que le llegó a pisar. A consecuencia de los golpes, sufrió un traumatismo órbito-malar y nasal y una fractura del suelo de la órbita. Las lesiones precisaron una intervención quirúrgica para implantarle una placa en el hueso dañado y la víctima estuvo dos días hospitalizada y 18 completamente inhabilitada para sus ocupaciones habituales.

Siguió conviviendo

La mujer entonces le perdonó y siguió conviviendo con él hasta que la noche del 11 de noviembre de 2015 empezó de nuevo con insultos y terminó con una violenta agresión. Como sucede en muchas ocasiones en los casos de malos tratos, mientras J. R. S. T. la golpeaba le decía frases del tipo: "¿Ves lo que me haces hacer?" o "¿Quieres que te mate? Me da igual que me denuncies". Tras dejarla malherida, le hizo recoger todos los objetos que él había tirado al suelo, no le dejó irse a la cama a descansar, a pesar de que tuvo que ir varias veces al lavabo para vomitar, y la obligó a permanecer con él sentada en el sofá hasta que se quedó dormido. La víctima sufrió múltiples contusiones en el cráneo, brazos y piernas y traumatismos en el pecho y en un tímpano. Además de prisión, el fiscal exige que el acusado indemnice a su expareja con 2.820 euros. La acusación particular, a cargo de Carlos Vela, solo presenta cargos por la segunda paliza y pide diez meses de cárcel, mientras que la defensa, a cargo de Carmen Sánchez, pide la absolución.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión