Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

El TSJA rechaza la paralización del derribo de Averly solicitada por el Ayuntamiento

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón considera "improcedente" la solicitud del Consistorio.

Cartel colocado esta semana en una fachada de Averly.
Cartel colocado esta semana en una fachada de Averly. oliver duch
oliver duch

El TSJA ha rechazado por "improcedente" la solicitud realizada el 13 de mayo por el Ayuntamiento de Zaragoza para que suspendiera cautelarmente la orden del Gobierno de Aragón que protegió una parte de los inmuebles de Averly y que pedía la suspensión de la tramitación de la licencia de derribo de los edificios no catalogados.

El Ayuntamiento reclamaba la suspensión de la tramitación de la licencia de derribo solicitada por la empresa Brial mientras el Tribunal Superior de Justicia de Aragón resuelve si esa catalogación es suficiente o debe ampliarse a todas las instalaciones y, en su auto, el TSJA ratifica los argumentos de Brial contra la adopción de medidas cautelares.

La Sala acusa al Ayuntamiento de "fraude procesal" por asumir ahora la posición de demandante cuando está personado en el procedimiento judicial como codemandado, según ha indicado Brial en un comunicado.

En este sentido recuerda que el consistorio no sólo acató la orden de catalogación parcial aprobada por el Gobierno de Aragón y no la recurrió sino que también el Pleno municipal rechazó catalogar como de Interés Monumental los edificios de talleres de carpintería y fundición y la nave de modelos y cobertizos.

Recuerda además que las Cortes de Aragón en febrero de 2014 y febrero de 2016 rechazaron varias proposiciones no de ley que instaban a la catalogación completa de los inmuebles.

Además, el tribunal también recuerda al Ayuntamiento que ya se pronunció en 2014 sobre la adopción de medidas cautelares y le recrimina que pretenda utilizarle como excusa para no resolver la licencia de derribo de los edificios no catalogados cuando ya señaló que "no existía ninguna circunstancia para proceder a la suspensión del derribo".

El tribunal considera asimismo que no existen circunstancias nuevas que justifiquen la adopción de medidas cautelares en este momento del procedimiento, un requisito que exige la ley, por lo que además de rechazar la pretensión del Ayuntamiento de Zaragoza, le impone el pago de las costas.Brial pide que se derriben las naves no catalogadas

Ante esta resolución del TSJA, Brial vuelve a exigir al gobierno municipal de Zaragoza que conceda la licencia de derribo de las naves no catalogadas de Averly y "abandone las maniobras dilatorias".

La empresa propietaria recuerda que al no existir ninguna medida cautelar en vigor, el Ayuntamiento está obligado a resolver el expediente al ser un acto reglado ya que después de más de dos años de que solicitara la licencia, en diciembre de 2013, el consistorio aún no lo ha resuelto.

Ante esta situación Brial, después de más de quince meses sin respuesta, presentó a finales de abril un recurso contencioso administrativo contra el Ayuntamiento por responsabilidad patrimonial, que ha sido admitido a trámite por el juzgado número 3 por el silencio administrativo que ha mantenido el consistorio desde que, en febrero de 2015, presentara una petición de responsabilidad patrimonial por los daños sufridos al no resolverse la licencia de derribo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión