Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Una década de olvido artístico

Hace ahora diez años los alumnos se ponían en pie de guerra ante el anuncio del cierre de la Escuela de Arte. El edificio sigue hoy sin un plan de uso y agudiza su deterioro.

El abandonado edificio de Félix Navarro.
El abandonado edificio de Félix Navarro.
Raquel Labodía

"El arte no se vende", "Los desastres del traslado" y "No nos moverán". Estos tres lemas resonaban hace diez años en la plaza de los Sitios. Los alumnos de la Escuela de Arte y Oficios iniciaron en junio de 2006 un encierro contra su mudanza, que finalmente se hizo efectivo tres años después. El singular edificio diseñado por Félix Navarro en 1908 para la Exposición Hispano-Francesa se encuentra actualmente cerrado a cal y canto, acumula pintadas, no tiene uso... ni se le espera. El Gobierno de Aragón reconoce que "no hay novedades sobre la Escuela de Arte", ni tampoco presupuesto para arreglarla, pues "en 2016 Patrimonio ha priorizado las obras de acondicionamiento del Monasterio de Sijena", según fuentes de Cultura. No obstante, en los últimos años el Gobierno sí ha destinado hasta 77.650 euros en intervenciones de urgencias para evitar, por ejemplo, que cedan y se desplomen los canetes que soportan los aleros, como sucedió en marzo de 2012.

Ese mismo año, un informe de Patrimonio estimaba que serían necesarios más de 212.000 euros para garantizar la seguridad del edificio, que el único gasto que mantiene actualmente es el de la luz para permitir, al menos, que siga conectada la alarma para evitar males mayores.

¿Cuáles son las partes de la Escuela que más preocupan? Al margen de ciertas pintadas que afean las fachadas y la basura acumulada entre las vallas, habría que revisar las bajantes –sobre todo las que dan a las calles de Balmes y Allué Salvador–, deteriorando por filtraciones y humedades. A esto hay que sumarle varias ventanas rotas, maderas carcomidas y escaleras desvencijadas. Para colmo de males, y ante el mal estado de los cerramientos, una colonia de palomas habita el inmueble y agrava su estado, y también hay que vigilar de cerca que el crecimiento de ailantos no ponga en jaque el mortero del ladrillo de esta pequeña joya neomudéjar.

El último en dar la voz de alarma sobre el abandono del edificio fue el Justicia de Aragón hace seis meses, cuando solicitó a las instituciones que velaran por su adecuada conservación y que buscaran un proyecto para dar vida al edificio. Fernando García Vicente admitió que se había dado respuesta al deterioro puntual de fachadas y cubiertas, pero añadía que el emblemático espacio "requiere una intervención integral" para la que no hay presupuesto.

El informe del Justicia critica que "la falta de determinación viene contribuyendo al agravamiento de su deterioro", por lo que insta al Gobierno de Aragón a que "en el plazo más breve posible, se llegue a un acuerdo que defina el uso y destino más acorde para el interés público general".Proyectos fallidos

A la Escuela de Artes (que incomprensiblemente no es Bien de Interés Cultural) no le ha salvado su catalogación de Interés Monumental para evitar convertirse en un cadáver arquitectónico. El Ayuntamiento se limita a controlar riesgos mediante su Servicio de Inspección Urbanística pero las asociaciones que velan por el patrimonio advierten de que necesita más protección para no repetir la triste historia del Fleta.

La Escuela ha tenido muchas novias y estaba llamado a convertirse en el Espacio Goya, según un ambicioso proyecto a cargo de los arquitectos Herzog y De Meuron –por el que se trasladó a los alumnos– que finalmente se descartó. También hubo un puñado de propuestas e ideas dispares para darle uso, ninguna de las cuales ha llegado a cuajar. La última, apuntada por la exconsejera de Cultura Dolores Serrat, pasaba por transformar el inmueble de la plaza de los Sitios para que albergara el Archivo Provincial, pero técnicamente se vio inviable. Igualmente se sugirió que la Escuela sirviera de apéndice y ampliación del Museo Provincial –que exhibe una mínima parte de sus fondos– pero la idea tampoco acaba de fructificar pues dependería de inversiones no previstas del Gobierno central.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión